Aragón

Consumo

La subida del IVA reactiva el comercio aragonés en agosto

Muchos negocios intentan animar a sus clientes para que compren productos no perecederos antes del incremento del impuesto, que podría frenar el consumo a partir de septiembre.

La subida del IVA reactiva el comercio aragonés en agosto

El anuncio de la subida del IVA más importante de la historia de este impuesto, que se hará efectiva el próximo 1 de septiembre, no solo ha generado las críticas de comerciantes y consumidores, sino que también ha logrado animar las ventas en agosto, un mes más propio de vacaciones que de grandes compras.

Muchos negocios, conscientes de que el incremento del IVA agravará la ya preocupante crisis de consumo, han encontrado un pequeño nicho de mercado en medio del verano e intentan animar a sus clientes para que adquieran todo tipo de productos no perecederos antes de que comience el próximo mes. Incluso las propias asociaciones de consumidores recomiendan anticiparse a la subida del impuesto para realizar compras previstas a medio plazo.

En algunas ocasiones, son los propios establecimientos los que lanzan promociones de todo tipo para favorecer las ventas, pero en la mayoría de los casos la iniciativa surge de unos consumidores que prefieren comprar en agosto que sufrir doblemente la cuesta de septiembre. “El mes anterior a la última subida del IVA, en julio de 2010, fue el único de los últimos años en el que se registró un incremento de las ventas. Ahora podría pasar algo similar”, asegura José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS), quien cree que los mayores repuntes se pueden dar en productos de precio medio y alto, como los vehículos o los electrodomésticos, y en aquellos que van a experimentar mayores incrementos, como el material escolar.

“Los consumidores prefieren adelantar a agosto las compras que saben que van a tener que hacer en septiembre”, continúa Pueyo, que advierte de que este repunte del consumo no se dejará notar en todos los sectores. De momento, sí han notado el pequeño oasis veraniego los concesionarios de coches y algunas tiendas de electrodomésticos, electrónica o telefonía, sobre todo gracias a descuentos y promociones.

“Estamos notando un pequeño incremento en las ventas, ya que la gente que necesita comprar un coche no tiene ningún motivo para esperar unos meses y que le salga más caro”, apunta Vicente Colás, presidente de la Asociación Aragonesa de Vendedores de Automóviles (Asava), quien no cree que esta sea la solución a los problemas que atraviesa el sector: “Nosotros no podemos vivir de un mes. Esta medida será totalmente contraproducente para todos: más valen muchos pocos que pocos muchos”.

Más que los concesionarios, los máximos beneficiados de este periodo de espera previo al incremento impositivo son los consumidores, que se pueden ahorrar los más de 700 euros -variarán dependiendo del precio del vehículo- que supondrá la subida del IVA. Una diferencia considerable que aumenta todavía más con las diferentes promociones que lucen los escaparates de muchos de estos establecimientos. “Un coche de 12.000 euros puede salir por 9.500, lo que supone un ahorro de unos 2.500 euros”, indica Colás.

El día sin IVA

Una de las estrategias más recurrentes para animar este agosto ha sido la del 'día sin IVA', en el que diferentes comercios ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar sus productos sin pagar el famoso impuesto. “La gente aprovecha para comprar productos de coste más elevado, como electrodomésticos, ordenadores, televisores o teléfonos de alta gama. Sin el IVA, el cliente puede ahorrarse casi 100 euros en una compra de 600”, apuntan desde el establecimiento de Media Markt en el centro comercial Grancasa, donde ya han realizado esta promoción: “La gente se llevó hasta los productos de exposición”.

Etiquetas