Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Fiestas del Pilar

Los menores y el alcohol: un problema que se incrementa en fiestas

El Ayuntamiento de Zaragoza ha ampliado su espacio Pilar Joven, mientras que la desaparición del Parking Norte deja en el aire el destino del botellón.

HA

Antes de cumplir los 14 años. Esta es la edad media en la que los aragoneses comienzan a beber alcohol, alrededor de medio año antes que en el resto de España, según la última encuesta sobre el uso de drogas en las enseñanzas secundarias (Estudes) . Este hecho preocupa a lo progenitores y, especialmente, ante el inicio de las Fiestas del Pilar, puesto que muchos de los menores entienden que existe una relación directa entre las fiestas y el consumo de alcohol (y otras sustancias). De hecho, cada año alrededor de una quincena de menores son ingresados por abuso de alcohol durante estas fechas tan señaladas.

"El consumo de alcohol y otras sustancias supone una preocupación, especialmente, tras el inicio del instituto, momento en el que los niños de 12 años comienzan a relacionarse con los de hasta 18", explica Miguel Ángel Sanz, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de la Escuela Pública de Aragón (Fapar). Desde su punto de vista, los menores consideran que el alcohol está ligado al ocio y a la fiesta, pero realmente hay otras muchas actividades. "La solución se encuentra en la comunicación. Hay que informarles de las consecuencias, de que hay otras alternativas de ocio y así ellos se darán cuenta", recalca. También considera que esta labor se debe realizar en el seno familiar, pero también en otros ámbitos como los centros educativos. Una opinión que comparten desde la Federación cristiana de asociaciones de madres y padres de alumnos de Aragón (Fecapa): "La prevención y el seguimiento del control de las normas son fundamentales. Y estos mensajes hay que transmitirlos entre todos". 

Una llamada de atención a los padres

De hecho, el Ayuntamiento de Zaragoza intenta realizar esta labor divulgativa a través de un folleto cuyo objetivo es que el “alcohol no tumbe los Pilares”. Desde Fecapa puntualizan en la importancia de que los ayuntamientos realicen campañas de prevención para consumo de alcohol entro los jóvenes, especialmente en los días previos a las fiestas: "Es algo que suelen hacer todos los consistorios, pero todavía se podría intensificar más. No hay que relativizar la importancia del botellón". 

En la puesta en marcha este año por el Ayuntamiento de Zaragoza se recuerda que alrededor de la mitad de los jóvenes de entre 14 y 18 años que toman bebidas alcohólicas consideran que sus progenitores se lo permiten. Esta percepción se tiene porque en algunas familias se justifica este consumo diciendo “son jóvenes” o “si no lo hacen ahora, cuándo lo harán”. Esta situación junto al hecho de infravalorar el consumo de alcohol en comparación con “otras drogas más peligrosas”, el no actuar cuando el menor llega bebido a casa o incluso el comprarle las bebidas “para que no tomen garrafón” hacen ver al joven que “tiene cara blanca”.

Otras actuaciones poco aconsejables, según este documento, son que los padres no hagan nada cuando saben que sus hijos se van de botellón, dejen ir a su hijo a casa de un amigo sin conocer si esta información es real o incluso les inviten a beber en celebraciones familiares. Todo ello permite que “asocien fiesta y botellón” sin explorar otras alternativas. "Muchos consideran que ambas cuestiones tienen que estar ligadas, pero hay que mostrarles que esta no es la realidad", recalca el presidente de Fapar. 

Una de las alternativas puestas en marcha en los últimos años es el espacio 'Pilar Joven 2018', dirigido a zaragozanos de entre 12 y 18 años. La sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza es el epicentro de estas actividades, aunque este año se han incluido nuevas localizaciones como diferentes casas de juventud y PIEES. Entre la oferta destacan los torneos de videojuegos (Fortnite, FIFA, Clash Royale o Just Dance), un taller de kimonos, una pasarela de cosplay o un campeonato de break.

De este modo, los menores tienen su propio espacio entre el 12 y el 14 de octubre. "Es una gran propuesta y un espacio muy positivo para los jóvenes. Demuestra que existen otras formas de ocio que no están relacionadas con el consumo de alcohol u otras sustancias", puntualiza Sanz. No obstante, esta oferta no cubre todos los días de las fiestas y, por lo tanto, deja a este grupo de edad sin alternativas propias durante el primer fin de semana. "Cuanto más tiempo se pudiera alargar, sería más positivo para ellos", asegura. 

Otros espacios

Durante años, el punto de encuentro de los más jóvenes (independientemente de si ya tenían cumplidos los 18 o no) han sido las carpas del Parking Norte de la Expo y de Valdespartera. Sin embargo, esta oferta lúdica también ha cambiado. Los problemas en la licitación, los permisos y las renuncias han provocado que finalmente solo haya una carpa para conciertos: Espacio Zity en Valdespartera. Esta nueva situación deja en el aire dónde pasarán las fiestas los adolescentes zaragozanos

No hay que olvidar que durante las primeras horas de la madrugada era habitual ver a cientos de jóvenes haciendo botellón en las inmediaciones del Parking Norte, una práctica menos extendida en la carpa que hasta ahora había gestionado Interpeñas en el recinto ferial. ¿Qué ocurrirá con todos ellos? Según ha podido saber HERALDO DE ARAGÓN, los dispositivos policiales tienen previstos tres escenarios: el cambio de los aledaños del Parking Norte por la carpa de Valdespartera, la llegada de más jóvenes a la ribera del Ebro (especialmente a la zona de Macanaz y del antiguo Club Náutico) y se analizarán los movimientos de las primeras noches para establecer otros puntos. 

No hay que olvidar que el botellón es un práctica “habitual” entre los jóvenes de 14 a 18 años. Según la encuesta Estudes, el 40% de los menores que aseguran haber consumido bebidas alcohólicas en los últimos 30 días, lo hicieron en espacios abiertos; siendo estos lugares los segundos más concurridos, solo por detrás de los bares.

Requisitos que los menores accedan a las actuaciones

En el interior de los recintos habilitados y en los bares está prohibido que los menores adquieran cualquier tipo de bebida alcohólica. Este hecho, junto al decreto de Espectáculos, impulsó que el Parking Norte separara a través de una valla a los menores que acudían. Esta división desaparecerá en la carpa del Espacio Zity: todos los que acudan se ubicarán en el mismo recinto, sin barreras de por medio.

No obstante, los menores de 18 años deberán acreditarse en el punto de información de menores, donde recibirán una pulsera identificativa. Por su parte, aquellos que no hayan cumplido los 16 años están obligados a presentar en este lugar una autorización y tendrán que ir acompañados de su padre, madre o tutor legal. No obstante, también se permitirán la entrada de menores de 16 años que no acudan con sus padres, pero que estén al cargo de otro adulto. En ese caso, se deberá presentar una autorización en la que aparezca la firma del progenitor y del adulto responsable, que puede ser, por ejemplo, un tío o el padre de un amigo.  

Unos requisitos similares serán necesarios para acudir a otros espacios de conciertos como el pabellón Príncipe Felipe, donde los menores deberán acceder acompañados del progenitor o tutor legal.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo