Teruel
Suscríbete por 1€

Teruel

Quince pueblos de Teruel se unen para pedir la protección de sus antiguos dances

Solicitan a la DGA que declare Bien de Interés Cultural Inmaterial estas manifestaciones de religiosidad popular que incluyen música, danza y teatro

Algunos de los alcaldes, concejales e historiadores que han solicitado la protección de los dances tradicionales de Teruel.
Algunos de los alcaldes, concejales e historiadores que han solicitado la protección de los dances tradicionales de Teruel.
M. A. M.

Un total de quince localidades de la provincia de Teruel se han dirigido al Gobierno aragonés para pedir que sus respectivos dances sean declarados Bien de Interés Cultural Inmaterial. Se trata de municipios que han logrado recuperar, o trabajan actualmente en este fin, estas antiguas manifestaciones de religiosidad popular que combinan la representación teatral con la música y la danza y que a menudo incluían mordaces críticas a las autoridades del momento. En la mayoría de los casos, la tradición tuvo su auge a finales del siglo XVII y comenzó a perderse a principios del siglo XX.

Es la primera vez en Aragón que varios pueblos se unen para proteger sus dances. Los municipios que respaldan la iniciativa estiman que si finalmente estas antiguas representaciones son declaradas Bien de Interés Cultural Inmaterial, la población verá “aumentada su autoestima” y se “avivará” el deseo de conocimiento hacia una parte de su patrimonio cultural colectivo.

Así lo expresa la historiadora de Jorcas Lucía Pérez, quien resalta que la conservación y promoción de los dances contribuiría al desarrollo socioeconómico de los municipios, al atraer visitantes el día de su representación, que suele coincidir con la celebración de las fiestas patronales. “Los dances son una seña de identidad y habrá que empezar a trabajar por ellos antes de que se pierdan”, afirma.

Además de Jorcas, las localidades de Albalate del Arzobispo, Alcalá de la Selva, Alloza, Andorra, Calamocha, Castellote, El Castellar, Híjar, La Iglesuela del Cid, Lidón, Los Olmos, Mora de Rubielos, Urrea de Gaén y Visiedo, también reclaman la protección de sus dances. Tras presentar la petición ante la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la DGA, confían que en el plazo de tres a seis meses hayan obtenido una respuesta positiva. La solicitud está avalada por los respectivos ayuntamientos, comarcas y por la Diputación Provincial de Teruel.

El alcalde de Lidón, Joaquín Juste, ha destacado este viernes que “es importante conservar las tradiciones porque son nuestras raíces y aquello que nos identifica”.

Por su parte, la concejal de Cultura de Los Olmos, Belén Magallón, ha señalado que en muchos casos los dances han llegado a nuestros días por transmisión oral, si bien en este municipio se ha iniciado la recuperación del dance tras encontrar en una vivienda puesta a la venta un manuscrito de 1801 en el que se hablaba del ‘Dance de la Guirnalda’. Algo similar ocurrió en Alcalá de la Selva, pues apareció en un arcón un escrito con el texto literario que se recitaba en el dance, ha explicado el concejal José Edo.

A menudo, como señala el dulzainero de Alloza Alfredo Andreu, estas representaciones incluían fragmentos de la música más conocida en esos momentos y así ocurre en el dance de este municipio, que recoge los acordes de un vals. Sus personajes -mayoral, rabadán, sirvientes, danzantes, ángel, demonio- representan el bien, el mal, la sabiduría o la ignorancia.

Se estima que en la provincia de Teruel habría muchos más dances de los que ahora se conocen. Eran representados por vecinos de la localidad, que se aprendían los textos para luego recitarlos. En algunos pueblos aún se conservan los trajes utilizados originalmente en este tipo de manifestación festiva popular.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión