Teruel
Suscríbete

La variante de Valderrobres costará 8,5 millones en lugar de los 10 previstos y será más corta

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de la capital del Matarraña proponen una circunvalación más próxima al núcleo urbano de lo contemplado inicialmente

El puente de Hierro se convierte en un embudo de la A-231 a su paso por Valderrobres
El puente de Hierro se convierte en un embudo de la A-231 a su paso por Valderrobres
Javier de Luna

Una de las reivindicaciones históricas de Valderrobres avanza para aliviar el intenso tráfico rodado que registra. Tras varias semanas de análisis sobre la mejor opción para el trazado, DGA y el Ayuntamiento se inclinan por la "alternativa centro" para la futura circunvalación de la A-231.

La idea es llevar a cabo un vial que discurriría por el flanco suroeste del casco urbano de la capital del Matarraña y no a unos dos kilómetros de la localidad como inicialmente se propuso desde el Ejecutivo autonómico. Esta alternativa partiría del inicio de la actual travesía –viniendo de Alcañiz– para desembocar en la A-1414 con sentido Fuentespalda. Acortaría el recorrido de la variante y haría que el tráfico pasase más próximo al casco urbano.

La ejecución requeriría de 3,5 millones de euros frente a los cinco del primer recorrido contemplado. Este tramo se sumará a la prolongación de la variante entre la A-1414 y la A-231, con un sote estimado de otros cinco millones, lo que totalizará una inversión de 8,5 millones, frente a los 10 previstos inicialmente.

Se trabaja de manera conjunta desde ambas administraciones para resolver uno de los principales escollos de esta alternativa. Al tratarse de una variante, su ejecución por parte de la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón se debería de construir habilitada para circular a 90 kilómetros por hora y no se podría urbanizar a menos de 50 metros de la calzada.

La intención del Consistorio es que esta conexión sea una travesía y no una carretera, ya que ello permitiría poder urbanizar la zona. Sin embargo, al tratarse de una travesía debería de ser el Ayuntamiento el que se hiciese cargo de los gastos, algo que ambas administraciones quieren resolver. "Estamos estudiando la opción de la variante centro. Siempre buscando que su ejecución pueda encajar en el planteamiento de Valderrobres tal y como está planteado en su Plan de Ordenación Urbana", explicó Ignacio Belanche, director provincial de Vertebración del Territorio.

Por su parte, el alcalde de Valderrobres, Carlos Boné, subrayó la importancia de que, de ejecutarse esta alternativa, sea de carácter urbano. "No podemos ubicar ahí una carretera porque hipotecamos el desarrollo urbanístico de nuestro municipio. Por ello nos hemos instado a buscar una solución", explicó Boné.

El director general de Carreteras del Gobierno de Aragón, Bizén Fuster, apuntó recientemente en una reunión celebrada en Valderrobres que la alternativa centro "es la mejor opción desde el punto de vista territorial, funcional, económico y ambiental, pero es necesario hacer los ajustes precisos para no hipotecar el urbanismo de la localidad y para minimizar al máximo la afección a los vecinos y vecinas".

No obstante, la DGA y el Consistorio están trabajando en el estudio de otro recorrido intermedio que no discurra tan alejado de la población como la primera propuesta y que a la vez no incida en las viviendas del flanco suroeste del casco urbano. "Varios vecinos nos han transmitido su inquietud y por ello vamos a valorar si existe la posibilidad de una alternativa intermedia", añadió Boné.

No habrá ningún modificado más respecto al planteamiento inicial. Se ejecutará un nuevo tramo carretero entre la A-1414 y la rotonda de la A-231 que conectará con la carretera de Beceite con un coste de otros cinco millones de euros y que incluirá un nuevo puente sobre el río Matarraña.

La variante proyectada permitiría evitar el cruce de las avenidas Cortes de Aragón e Hispanidad, así como el puente de Hierro sobre el río Matarraña. Este último punto constituye uno de los principales cuellos de botella de toda la A-231 y en épocas de gran afluencia de visitantes suele colapsarse. Por ello DGA ha licitado las obras de reparación del asfalto en el puente, que presenta importantes deficiencias. Para ello se invertirán 80.000 euros en unos trabajos que podrían comenzar el próximo año.

Asimismo, se levantará una nueva pasarela peatonal paralela al puente, aunque esta actuación forma parte también del proyecto de la variante y su trazado sobre el río discurrirá aguas arriba del puente de Hierro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión