Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Piden 6 años de cárcel para un vecino de Alcañiz acusado de abusar de forma continuada de su hija

La madre de la menor denuncia que esta fue víctima de tocamientos, pero el procesado lo niega todo y dice que la progenitora ha puesto a la niña en su contra.

Accesos a la Audiencia Provincial de Teruel.
Accesos a la Audiencia Provincial de Teruel.
Heraldo.es

La Fiscalía de Teruel ha solicitado seis años de prisión para un hombre, vecino de la ciudad de Alcañiz, al que considera responsable de un delito continuado de abusos sexuales que habría cometido contra su hija cuando esta tenía entre 8 y 11 años de edad.

El Ministerio Público sostiene que el procesado, que este martes se sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Teruel en una vista oral que se prolongó por espacio de nueve horas, realizó tocamientos a la menor, además de hacer exhibicionismo delante de ella y de su madre así como comentarios impropios de un padre hacia su hija.

Además de prisión, la Fiscalía de Teruel pide que a este hombre se le prive de la patria potestad por espacio de seis años, se le prohíba aproximarse a su hija y hablar con ella, que permanezca en libertad vigilada durante cinco años una vez cumplida la prisión e indemnice a la menor con la cuantía de 20.000 euros.

En su declaración, el acusado negó los hechos que se le imputan y atribuyó la denuncia, interpuesta por la madre de la menor, a una falta de acuerdo en las negociaciones sobre el divorcio del matrimonio. El procesado afirmó que su exesposa manipuló a la menor para ponerla en su contra, pues, según aseguró, su hija siempre mantuvo con él una buena relación.

"Es todo mentira, mi hija ha sido y es todo para mí", declaró, muy contrariado, el acusado. "Es todo un bulo -continuó-, un montaje, y ello debido a la discusión por el reparto del patrimonio. Yo sería incapaz de hacer algo así". El hombre lamentó que, tras la separación matrimonial, no ve nunca a su hija y su único papel con ella es pasarle una pensión. "Esto es un atropello", manifestó al tribunal.

Sin embargo, la menor, que ahora tiene 14 años de edad, relató en la sala que sí fue víctima de tocamientos cuando era más pequeña. Según contó, su padre le indicaba que se sentara con él en el sofá para ver la televisión mientras la madre recogía la cocina y era en ese momento cuando abusaba de ella.

Por su parte, la madre de la niña, quien se derrumbó emocionalmente en varias ocasiones mientras declaraba en el juicio, contó que decidió llevar a su hija al pediatra -quien la derivó a una psicóloga- al notar, durante el proceso de divorcio, que le había cambiado el carácter y estaba inquieta. Fue en la consulta de la psicóloga cuando la menor mencionó presuntos abusos por parte de su padre.

Los psicólogos del Instituto de Medicina Legal consideraron creíble el testimonio de la muchacha, si bien los peritos llamados por la defensa estimaron lo contrario, entendiendo que la chica obra influenciada por la madre.

La acusación particular pide para el procesado 5 años de prisión, mientras la defensa pide la libre absolución por entender que los hechos denunciados no son ciertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión