Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

"Hay gente que está quedando en huertas y fincas para el Primer Viernes de Mayo, lo cual es un 'suicidio' personal y colectivo"

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, advierte de que "lo que se nos viene es muy duro" y hace un nuevo llamamiento a extremar la precaución tras duplicarse los positivos en la última semana.

Carpa instalada por Cruz Roja en la trasera del centro de salud de Jaca para la campaña de vacunación.
Carpa instalada por Cruz Roja en la trasera del centro de salud de Jaca para la campaña de vacunación.
Cruz Roja

La incidencia epidemiológica sigue creciendo en Jaca, donde hay una gran preocupación por el incremento de los positivos y también por la gravedad de los mismos ya que hay varios hospitalizados. Por ello, el alcalde, Juan Manuel Ramón, hace un nuevo llamamiento para extremar las medidas de prevención sanitarias y limitar las relaciones sociales lo máximo posible, intentando no romper los núcleos de convivencia. Y más de cara al Primer Viernes de Mayo -que este año cae el día 7- ya que pese a estar suspendidos todos los actos, asegura que "hay gente que está quedando en huertas y en fincas privadas para juntarse, lo cual es un 'suicidio' personal y colectivo”.

La capital jacetana llegó a Semana Santa con la incidencia en mínimos ya que antes del largo puente festivo solo registraba 7 positivos por cada 100.000 habitantes en siete días. Sin embargo, las vacaciones han dejado huella. Del 6 al 12 de abril se notificaron 12 casos, del 13 al 19 otros 11 y del 20 al 26 ha sumado 24 más. La tendencia es al alza y la incidencia a siete días es ahora de 182, el doble que hace dos semanas.

De hecho, el alcalde ya advierte de que "a medio plazo los datos van a ser desastrosos, porque ahora mismos estamos en pleno aumento de la ola y hoy hay un montón de pruebas PCR”. Por ello, considera fundamental seguir insistiendo en la importancia de mantener las medidas de prevención "como en nuestros peores momentos porque lo que nos viene es muy duro", avisa, recordando la necesidad del uso de mascarillas, la higiene de manos, la distancia social y la ventilación “al máximo”.

El primer edil hace hincapié en que la preocupación es real y que lo lleva avisando desde hace unos días “aunque hay gente que no me cree”, lamenta. “Es verdad que los más mayores están vacunados, pero también es cierto que tenemos gente de menos de setenta años en la uci y con treinta y poco hospitalizados”, subraya. Algo que atribuyen a la variante británica, “con una agresividad muy importante en la gente joven”.

El alcalde de Jaca afirma que, según el centro de salud, el origen de este repunte está en la transmisión comunitaria “porque no hay manera de hacer la trazabilidad ya que la gente no sabe donde se ha contagiado”. Por ello, recalca la necesidad de limitar la actividad social al máximo "para frenar esta ola y poder volver cuanto antes a la normalidad”.

Juan Manuel Ramón se muestra muy preocupado por las noticias que le llegan de cara al Primer Viernes de Mayo pese a que se ha decidido no celebrar esta histórica festividad para los jacetanos. "Hay gente que está quedando para ir de fiesta a las doce del mediodía cuando no podemos ir de fiesta, y otras cosas que nos llegan peligrosas”. En este sentido, pide a los vecinos que se queden en su casa el próximo 7 de mayo y salgan al balcón a cantar el himno, que se retransmitirá únicamente por las radios locales. 

Los cuerpos policiales vigilarán la explanada situada junto a la ermita de la Victoria, donde suele ir la gente a almorzar antes de comenzar la jornada festiva, al igual que la calle Mayor. “No se puede ir a almorzar al entorno del cementerio porque sería considerado botellón y eso es ilegal, no se puede ir a un espacio público a comer y beber”, avisa. El próximo lunes se celebrará una Junta Local de Seguridad, pero adelanta que habrá un “amplio control de cumplimiento de las medidas” el Primer Viernes de Mayo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión