Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

patrimonio

Dos monedas, restos de armas y una rampa de asalto: el legado del asedio romano de Azaila

Las nuevas tecnologías han sido clave en la investigación de esta contienda, un elemento "definitivo" en palabras del arqueólogo Francisco Romeo. 

Una de las monedas encontradas en el yacimiento de Azaila, en Teruel.
Una de las monedas encontradas en el yacimiento de Azaila, en Teruel.
F. R. M.

Un profundo barranco, a orillas del río Aguasvivas, es el lecho de Azaila. Tras una investigación, se sostiene que el entorno de este pueblo turolense fue el escenario de un bélico episodio que se libró en torno al año 74 a.C. Fue una guerra de romanos contra romanos. "Fueron cinco o seis años de campañas durísimas -considera Francisco Romeo Marugán, arqueólogo del Gobierno de Aragón, que próximamente publicará un artículo en Gladius, revista del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). "Realmente casi todos los asentamientos estaban ocupados y tienen niveles de una destrucción tremenda que corresponden a este conflicto armado".

El uso de las nuevas tecnologías ha sido "definitivo" en la investigación. De hecho, Romeo señala que "las técnicas no invasivas son el camino a seguir", tanto por su sencillez como por no afectar a porciones de tierra. Realizaron una prospección aérea con los especialistas aragoneses Jorge Angas y Paula Uribe. Fue con teledetección, "un sistema no invasivo que consiste en realizar un trabajo de documentación volando con drones profesionales".

"No solo es un campamento de asalto, sino más un centro de mando", señala el investigador. Lo define un recinto de dos por dos hectáreas, de planta cuadrada, defendido por una muralla y un conjunto de siete pozos. A todo ello se sumaría un muro que rodeaba la ciudad a 150 metros del perímetro urbano, desde donde saldría una rampa de asalto. "Hubo debate sobre si lo era o no y finalmente hay consenso: sí que lo es. Sube desde el campamento hasta las murallas y pensamos que es por donde tomaron la ciudad", añade Romeo.

Croquis de la ciudad que se encontraba en el entorno de Azaila.
Croquis de la ciudad que se encontraba en el entorno de Azaila.
F. R. M.
"Los resultados fueron estupendos"

Además, ejecutaron una prospección terrestre y también magnética, con detectores de metal. "Los resultados fueron estupendos", recuerda Romeo. En este tiempo no se han realizado más trabajos de campo, sino que se ha dedicado el tiempo al estudio. Tras ese "estupendos" se esconden elementos como un par de monedas que pueden revelar datos sobre la historia del conflicto. Lo encontrado en esta localidad turolense induce a pensar que se trató de un punto de defensa de Sertorio y que el asedio lo realizaría el ejército regular de Roma al mando, probablemente, de Metelo. "Sabemos que Pompeyo pasa el invierno en Pamplona y Metelo en Marsella. Desde allí baja por la costa, sube por el río Ebro para encontrarse con Pompeyo y organizar el ataque", apoya Romeo. ¿Qué lleva a concluir esta teoría? El descubrimiento de dos monedas de Marsella, "piezas únicas por ahora en territorio aragonés". Junto a estas muestras se ha dado con un denario de plata romano -“algo único”- y uno de los conjuntos más numerosos de proyectiles de honda de plomo localizados en la península ibérica –con 86 piezas en total-, además de restos de dardos, lanzas o vajillas metálicas. El arqueólogo se muestra satisfecho y apuesta porque los resultados materiales han sido "bastante reveladores porque nos sitúan en la cronología que pensábamos".

Restos encontrados en el entorno de Azaila.
Restos encontrados en el entorno de Azaila.
F. R. M.

Francisco Romeo comenzó con esta investigación a principios de los 2000. "Publiqué un artículo en 2005 en el Boletín del Museo de Zaragoza donde arrojaba una serie de hipótesis con los trabajo que habían realizado Miguel Beltrán y Juan Cabré sobre el Cabezo de Alcalá de Azaila. Con esos datos ya postulaba la teoría de que se había desarrollado un asedio en el contexto de las guerras sertorianas, unas guerras civiles romanas entre Sertorio, que fue el que se sublevó a Roma, y los ejércitos de la Roma republicana". Unos años más tarde, en 2016, al revisar unas fotografías de vuelos americanos facilitadas por el Instituto Geográfico Nacional, Romeo localizó esa estructura de planta cuadrada. A pesar de estos hallazgos, la investigación está en un "momento muy temprano". "Es un comienzo", pronostica Romeo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión