Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

El párroco de Alcañiz pide ayuda para evitar daños de cigüeñas en la iglesia

El sacerdote denuncia que las aves han vuelto a invadir el edificio 6 meses después de retirarse los nidos.

Aspecto de la entrada principal de la iglesia parroquial de Alcañiz, con ramas y suciedad.
Aspecto de la entrada principal de la iglesia parroquial de Alcañiz, con ramas y suciedad.
M. A. M.

El párroco de Alcañiz, Pablo Roda, lanza un S. O. S. para poner fin a los daños que están causando las cigüeñas en la fachada y en los tejados de la Iglesia de Santa María la Mayor, conocida también como la Excolegiata y que constituye el principal templo de la ciudad.

Roda alerta de que solo seis meses después de que fueran retirados por un equipo de bomberos más de una decena de nidos -una tarea que se llevó a cabo el pasado mes de noviembre-, estas aves han vuelto a colonizar el edificio. "Están por todas partes; ocupan las cornisas, los tejados y cualquier rincón de la fachada", explica Roda con preocupación.

La iglesia parroquial es un edificio de proporciones colosales levantado en su mayor parte en el siglo XVIII en estilo barroco, pero junto al que se conserva la Torre Gótica, perteneciente a la construcción anterior. Su ubicación al resguardo de los vientos fríos y orientada al este la convierten en el lugar preferido por las cigüeñas de  Alcañiz.

"Están por todas partes; ocupan las cornisas, los tejados y cualquier rincón de la fachada"

Pablo Roda denuncia que estas aves dejan caer a la puerta de la iglesia grandes ramas con las que intentan construir sus nidos, lo que supone un "peligro real" para los fieles y turistas que acuden a ver el templo. Además, sus excrementos ensucian no solo los muros sino también las esculturas con las que está decorada la portada principal.

A juicio del párroco, la solución ya no pasa por eliminar los nidos, puesto que en poco tiempo las cigüeñas vuelven a construirlos. Según subraya, sería conveniente estudiar la forma de "controlar y reducir la población" esterilizando a las aves y frenando su reproducción, "como se ha hecho en otros lugares de España".

Roda señala que, con el fin de que las cigüeñas vuelvan a anidar, él mismo, con sus propios medios, intenta evitar que se instalen los pájaros, si bien apenas lo consigue. El párroco considera que el vertedero ubicado en la carretera que conduce a Caspe (Zaragoza ) abastece a las aves de bolsas de plástico y todo tipo de residuos con los que dan forma a sus nidos y apunta a que ese, quizá, sería el lugar en el que se podría alimentar a los pájaros con productos que incluyesen sustancias esterilizantes.

"Hay que frenar la proliferación, si no, toda la iglesia va a ser un nido», asegura. Roda agradece la constante colaboración de las instituciones públicas, pero destaca que es necesario buscar nuevas soluciones para salvar la iglesia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión