Despliega el menú
Teruel

teruel

Una paciente con covid se fuga del hospital en Teruel y la Policía la encuentra en la estación

Unos 20 agentes participaron en la operación para contener a la mujer, que sufre patologías psiquiátricas.

Tareas de desinfección en la estación tras haber estado allí una paciente covid fugada del hospital.
Tareas de desinfección en la estación tras haber estado allí una paciente covid fugada del hospital.
J. Escriche

Una paciente del Hospital Obispo Polanco de Teruel con enfermedad mental y con resultado positivo a la prueba del coronavirus obligó ayer a poner en marcha una espectacular operación policial para su localización por la ciudad tras haberse fugado del centro sanitario.

La mujer, de 35 años, se encontraba ingresada en el área psiquiátrica del Obispo Polanco, pero, al dar positivo a la covid-19, fue trasladada a la planta tercera, dedicada especialmente a los enfermos con esta patología. La paciente aprovechó el cambio de ubicación para escaparse. Al parecer, salió por la puerta del centro hospitalario y recorrió a pie los casi dos kilómetros de calles que separan el centro sanitario y la estación de autobuses de Teruel, donde pudo ser localizada finalmente.

Los hechos ocurrieron entre la una y las dos de la tarde. Fuentes policiales explicaron que, nada más recibir el aviso de la fuga de la paciente desde el Obispo Polanco, se inició la búsqueda de la mujer, siendo localizada al poco rato en la terminal de autobuses.

Según relatan testigos presenciales, la Policía, que llegó a la estación acompañada de personal sanitario del hospital, encontró a la paciente sentada, en solitario, en un banco de la sala de espera. Ante la resistencia de la mujer a acompañarles hasta la ambulancia preparada para su recogida, esta hubo de ser contenida por los agentes hasta ser colocada en una camilla y transportada hasta el vehículo sanitario. Al haber dado positivo en covid-19, los efectivos policiales tuvieron que ponerse equipos de protección individual (EPI) para evitar un contagio.

Hasta la terminal se desplazaron dos coches patrulla de la Policía Nacional, otros dos de la Policía Local mas una moto, sumando alrededor de 20 efectivos entre los agentes y el personal sanitario. Viajeros que se encontraban dentro de un autobús listo para salir en dirección a los pueblos de la Sierra de Albarracín contemplaron parte de la intervención policial. «Nos hemos sorprendido mucho al ver tal despliegue de policías, todos enfundados en monos de plástico y con máscaras», recordaba un viajero ayer tarde.

Una empleada de la estación, Gleide Feitae, contó que la paciente se resistía a obedecer al personal sanitario y a la Policía y chillaba, por lo que tuvo que ser sedada. La trabajadora recordó que los agentes cortaron el paso a la sala de espera de la estación mientras duró la operación, desviando a los viajeros que llegaban por otro camino que les permitía entrar a la zona de los andenes para coger su autobús.

Se estima que la paciente no entró en contacto con nadie mientras estuvo en la estación de autobuses. La terminal fue sometida a un proceso de desinfección una vez que acabó la operación. La mujer fue devuelta al Hospital Obispo Polanco y se le ha puesto vigilancia para evitar que protagonice otra escapada.

La actualidad del Covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios