Despliega el menú
Teruel

teruel

Mueren dos usuarios de la residencia de Burbáguena (Teruel), que suma un total de 62 positivos por coronavirus

Hay, al menos, 17 hospitalizados en el Hospital Obispo Polanco de la capital mudéjar. Además, cuatro trabajadores del centro también han dado positivo en la pruebas de PCR.​

Calle de Burbáguena.
Una calle de Burbáguena.
Laura Uranga

La residencia de Burbáguena, con un total de 96 mayores, está haciendo frente al brote de coronavirus surgido en el centro en los últimos días, a causa del cual dos ancianos han fallecido y otros 17 están ingresados en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, una cifra que aumentará a 18 a lo largo de esta tarde de miércoles. El geriátrico suma 62 residentes que han dado positivo, 44 de los cuales -aquellos que no han necesitado hospitalización- permanecen confinados en las habitaciones del centro, si bien algunos de ellos están asintomáticos o tienen síntomas leves y se encuentran en buen estado. La situación también afecta a los trabajadores ya que 4 han dado positivo en las pruebas de PCR, siete están pendientes de resultado y uno ha sido negativo. Otros 40 están pendientes de que se les haga el test.

El geriátrico, con el apoyo de los departamentos de Salud Pública y Servicios Sociales del Gobierno aragonés, ha puesto en marcha un plan de contingencia para atajar los contagios que contempla, entre otras medidas, la supresión del uso de zonas comunes y la separación de espacios para impedir cualquier contacto entre casos positivos y negativos, además de haber acondicionado un lugar para que los trabajadores puedan ponerse y quitarse los equipos de protección individual con seguridad.

El Gobierno aragonés se comprometió este martes a desplazar este miércoles por la mañana a Burbáguena un equipo técnico que realizará las pruebas de detección de covid a los 46 trabajadores de la residencia. Fuentes del centro señalaron que, por ahora, ninguno de los empleados presenta síntomas de haberse infectado de covid-19.

Denuncia de Coalición Canaria

Precisamente, la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, denunció en la Diputación Permanente del Congreso reunida eset martes la falta de pruebas PCR a los trabajadores de las residencias en general y puso como ejemplo lo ocurrido en el geriátrico de Burbáguena, destacando que el centro había registrado un elevado número de infectados.

La diputada de Coalición Canaria criticó que la única solución propuesta a los trabajadores y a los Hermanos de la Cruz Blanca que gestionan la residencia y que habían pasado varias noches sin dormir tras la aparición del brote, fuese desplazarse a una mutua en Teruel para hacerse la prueba de la covid-19. Ana Oramas contó en el Congreso que se puso en contacto con las autoridades de Aragón y también con el Ministerio de Sanidad para buscar otra alternativa.

Etiquetas
Comentarios