Despliega el menú
Teruel

Teruel

Cuatro ayuntamientos compran 1.500 test para detectar casos entre operarios de fábricas, sanitarios y ancianos

Utrillas, Escucha, Palomar de Arroyos y Fuenferrada han pagado 15.000 euros por el material y esperan realizar las pruebas el próximo lunes

Teruel
Empleados municipales desinfectan las calles de Utrillas para frenar el avance del coronavirus.
Heraldo

Cuatro ayuntamientos de la cuenca minera central de Teruel, Utrillas, Escucha, Palomar de Arroyos y Fuenferrada, han comprado 1.500 test rápidos de detección de coronavirus a una empresa de Fraga (Huesca) para hacer pruebas a operarios de fábricas, personal sanitario y residentes de geriátricos y de centros de discapacitados. El objetivo, señala el alcalde de Utrillas, Joaquín Moreno, es detectar posibles casos de Covid-19  y frenar una expansión de la enfermedad mediante el aislamiento de los afectados.

Los test, con un coste de 15.000 euros, llegaron anoche a los municipios. Los Ayuntamientos pretenden empezar a realizar las pruebas el próximo lunes y, para ello, han solicitado la colaboración del centro de salud de Utrillas, del que, no obstante, todavía no han obtenido respuesta. De no poder contar con su apoyo, los alcaldes se muestran dispuestos a recurrir a centros médicos privados.

Moreno teme que, ante la próxima finalización del confinamiento, puedan aumentar los contagios entre la población, al no haberse realizado hasta ahora test para detectar a posibles portadores del coronavirus en la zona, a excepción de algún caso concreto en personas con síntomas graves. A su juicio, esta hipotética situación conllevaría un segundo parón, y quizá más grave, de la actividad económica en la zona.

El alcalde de Utrillas resalta que, hasta la fecha, han seguido abiertos en la localidad que él preside, al menos tres supermercados, dos residencias -una de mayores y otra de discapacitados-, la empresa Espuña -con 100-trabajadores- y Térvalis -con 80 empleados-. También en Escucha ha seguido activa Genepol, una industria de reciclado de plásticos. "Todos los trabajadores de esos centros son un colectivo de riesgo y deben saber si se han contagiado o no por el Covid-19", ha dicho Joaquín Moreno. "Hasta ahora -ha continuado- no ha habido un contagio masivo, pero cuando acabe el confinamiento, puede haberlo. Esto es un polvorín".

En Utrillas ha habido dos casos positivos confirmados mientras que en Martín del Río, a pocos kilómetros, ha habido cuatro afectados. También en Montalbán y en Escucha se ha registrado "algún caso", señala Joaquín Moreno.

El alcalde de Utrillas se queja de que el Gobierno aragonés no haya tomado la iniciativa de realizar test a la población. Critica, además, la escasez de medios de protección enviados al centro de salud de la localidad y que se redujeron "a una caja de guantes y diez batas" desechables. "Lo único que hemos recibido de la DGA son circulares con medidas de prevención", denuncia.

Moreno afirma que los test rápidos adquiridos por los cuatro ayuntamientos turolenses ofrecen más información que las pruebas que realiza el Ministerio de Sanidad, "que se limitan a decir si estás o no contagiado". Según el alcalde, el material comprado informa de si una persona está o no contagiada, si ha tenido la infección y ya la ha superado, si no ha estado en contacto con el virus y, por último, si ha pasado la enfermedad y ha quedado inmunizada.

Etiquetas
Comentarios