Despliega el menú
Teruel

El jamón de Teruel sube a sobresaliente

Perniles y paletillas obtienen en la guía profesional Peñín para el año 2020 una puntuación media de 90,07 sobre 100, frente a la nota de 88,9 que lograron en 2018.

Gatell, director de la Guía Peñín, y Ricardo Mosteo, presidente del Consejo Regulador del Jamón.
Gatell, director de la Guía Peñín, y Ricardo Mosteo, presidente del Consejo Regulador del Jamón.
A. G. Bykofoto

El jamón de Teruel roza el pódium. La nota media que han obtenido los perniles y paletillas sometidos a la exigente cata de la Guía Peñín que se lanzará en 2020 es de 90,07 sobre 100, a menos de cinco puntos de poder ser clasificado como excepcional. De hecho, dos secaderos, Rokelín y Moraviejo, han alcanzado por sí solos la puntuación de 95 en el jamón y a las puertas se han quedado, con 93, Jamón Mudéjar, Caminjamón y Casa Vieja.

La noticia llega en el ecuador de la XXXV edición de las Ferias del Jamón y supone un buen espaldarazo a un sector que genera más de 2.000 empleos directos en la provincia, la mayoría de ellos en el olvidado medio rural turolense, muy necesitado de un aumento de población.

Pero lo más importante de todo, como explicó ayer el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) Jamón de Teruel, Ricardo Mosteo, es la subida de nota que ha experimentado la producción respecto al examen de 2018, cuando salió a la luz la primera Guía Peñín dedicada a este alimento turolense. En aquella ocasión, el jamón y las paletillas de cerdo curadas al frío y seco aire de las sierras de Teruel se quedaron en una media de notable muy alto, 88,9 puntos, a un paso ya, no obstante, del sobresaliente que finalmente han conseguido este año.

"Cada jamonero está compitiendo consigo mismo para lograr un mejor producto y, al final, el gran beneficiario de este esfuerzo es el consumidor", destacó Mosteo. "Desde el Consejo, y a través de esta guía gastronómica -agregó-, estamos fomentando la consecución de un jamón de gran calidad y eso es muy interesante".

Más de 30 secaderos

Participaron en la evaluación de la Guía Peñín 31 de los 34 secaderos que hay en la provincia, lo que supone una representación del 91% del sector en el territorio turolense. Jamones y paletillas fueron sometidos durante dos días a una cata en tres fases que valoró desde el brillo de una loncha a la intensidad de su aroma pasando por el punto de fusión de la grasa en la boca, su jugosidad y su sabor una vez en el paladar.

El director general de la Guía Peñín, Adolfo Gatell, destacó que el jamón de Teruel "está presente cada vez en más lugares tanto de España como fuera de ella" y valoró positivamente la puntuación obtenida por todos los secaderos participantes en el examen.

Con 92 puntos -en cuanto al jamón, el producto estrella- se quedaron El Morrón, La Cerollera, Jamonaire, El Ontanar, Pastor Rubielos y Jamones Peñarroya. Con 91, Aire Sano y Sierra Alta. Ninguno bajó de 87 puntos, una digna nota, no obstante, que clasifica a su producción como "muy buena".

"No es fácil sacar un notable alto en un examen y mucho menos mejorar la nota de un año a otro; todos lo sabemos", afirmó Gatell. Experto en vinos, ya que la Guía Peñín, que se distribuye por todo el planeta, nació para catalogar los caldos españoles, Gatell recurrió a la clasificación aceptada mundialmente para el vino con el fin de destacar el buen nivel del jamón de Teruel. "Con 90 puntos tenemos un gran vino y con 95, es un vino de pódium; pues lo mismo con el jamón", afirmó.

Etiquetas
Comentarios