Teruel

La andorrana agredida por su marido recibirá el alta en breve

Gema evoluciona favorablemente y en unos días regresará a la localidad para seguir con la recuperación.

Exterior de la vivienda en la que se ocurrió el crimen.
Exterior de la vivienda en la que se ocurrió el crimen.
Jorge Escudero

Gema, la andorrana a la que intentó asesinar su marido el pasado 7 de agosto, recibirá el alta hospitalaria en los próximos días si evoluciona favorablemente como hasta ahora. Una vez los médicos le den el visto bueno, podrá regresar a la Villa Minera para continuar con su recuperación y rehabilitación. Allí la esperan sus allegados para mostrarle su cariño y apoyo. La mujer quedó gravemente herida hace poco más de tres semanas al ser agredida con un hacha de cocina y un cuchillo por su marido, quien mató al hijo de ambos, Ismael, de tan solo 15 años, cuando el joven trataba de defender a su madre. Después Mustafá Banana se suicidó tirándose por la ventana de un cuarto piso.

Después de recibir una primera atención en el lugar de los hechos, Gema fue trasladada inmediatamente en helicóptero al hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde fue ingresada en la uci de Traumatología en estado muy grave. Sufrió heridas en la zona del hombro y el tórax aunque de menor gravedad y lo que más preocupaba era un traumatismo en la cabeza del que fue operada ese mismo día. A comienzos de la semana pasada, fue trasladada a planta.

Según confirmó en su momento la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, la pareja tuvo una fuerte discusión el día de antes de los hechos por la que la madre y el hijo se marcharon a casa de los padres de ella. No era la primera vez que sucedía. Mustafá Banana fue ese mismo día a la casa para pedir a Gema que regresara pero ella no quiso ni abrirle la puerta. Esa misma noche siguió insistiendo y el miércoles, el 7 de agosto, hablaron por teléfono y con un tono "suave" la convenció para que volviera. Madre e hijo regresaron horas antes del suceso y, de nuevo en el domicilio familiar, se produjo una pelea previa al asesinato. No constaban denuncias ni el asesino tenía antecedentes policiales.

Quien dio el aviso fue un vecino del mismo edificio que escuchó gritos y vio por la ventana cómo caía el cuerpo de Mustafá sobre las cinco de la tarde. Enseguida subió al piso de Gema y la encontró tendida en el rellano ensangrentada. Inmediatamente, avisó a los sanitarios, que fueron los primeros en llegar. Después acudió la Policía Local de Andorra e inmediatamente la Guardia Civil.

La noticia inmediatamente conmocionó a Andorra, que ese mismo día y al día siguiente salió a la calle para denunciar la violencia machista. La Villa Minera también se volcó en darle el último adiós a Ismael, un chico muy cariñoso, atento y siempre dispuesto a ayudar.

Etiquetas
Comentarios