Teruel

comunicaciones

Fomento no renovará el firme de la travesía de Monreal si no se sustituye antes la red de aguas

La actuación se enmarca en la adecuación de la carretera N-211 y el Ayuntamiento confía en recibir apoyo de Sastesa para cambiar las tuberías de abastecimiento.

Obras carretera N-211 a la altura de Pozuel del Campo/12-08-19/foto:Javier Escriche [[[FOTOGRAFOS]]]
Obras carretera N-211 a la altura de Pozuel del Campo/12-08-19/foto:Javier Escriche [[[FOTOGRAFOS]]]
Javier Escriche

El Ministerio de Fomento ha advertido al Ayuntamiento que no sustituirá el firme de la travesía de Monreal del Campo en el marco de la renovación del pavimento de la N-211 que acaba de iniciar si, previamente, no sustituye las redes de distribución de agua. Las obras, con un coste que ronda los dos millones de euros, afectan a 17 kilómetros de calzada entre Monreal y el límite con la provincia de Guadalajara. En todo este tramo, el firme, con 20 años de antigüedad, presenta un grave deterioro con infinidad de grietas, superficie irregular y rugosidad.

Fomento ha instado al Consistorio a que el próximo mes de septiembre esté en disposición de sustituir las tuberías de suministro de agua de la travesía para posibilitar la renovación completa de la calzada. En caso de no ser así, la obra se limitará en el tramo urbano de la N-211 a sustituir la capa de rodadura, la más superficial. Sin la previa sustitución de las conducciones, que sufren repetidas averías, será imposible realizar "actuación alguna" en el firme, según ha indicado un portavoz del Ministerio.

El alcalde, Carlos Redón, se ha mostrado ayer dispuesto a afrontar la renovación de las redes «dentro de las posibilidades» financieras del Ayuntamiento. Redón se ha declarado convencido, no obstante, de que con la colaboración de la empresa encargada del suministro de aguas, Sastesa, se podrá llevar a cabo la renovación de las conducciones antes de que Fomento intervenga en la travesía al terminar el próximo mes de septiembre.

Carlos Redón ha reconocido que las redes de agua que discurren bajo la N-211 están muy deterioradas por su vetustez y el intenso tráfico pesado que soportan. "Es la zona del pueblo que más averías sufre", ha señalado. El alcalde ha agregado que la renovación de redes beneficiará a Sastesa al reducir las pérdidas de agua, y consideró que esta empresa –participada por la Diputación Provincial– debería colaborar económicamente en la sustitución.

La renovación del pavimento de la N-211 es una de las principales necesidades de la red estatal de carreteras en la provincia. Las obras, adjudicadas hace dos años, han sufrido repetidos retrasos por problemas de planificación y por las renuncias de adjudicatarios. El presidente del Gobierno en 2008, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la conversión de la N-211 entre Monreal y Alcolea (Guadalajara) en autovía, pero la declaración de impacto ambiental de este proyecto caducó ante la pasividad administrativa.

Los trabajos han arrancado entre el límite con la provincia de Guadalajara y Monreal con la sustitución de la capa intermedia del pavimento, a la que deberá seguir la capa de rodadura. La actuación en la travesía quedará para el final de la intervención.

Fomento advierte de que no acometerá una actuación "global" en la travesía sin la previa renovación de la tubería de agua, "muy antigua, de fibrocemento y que sufre constantes roturas y pérdidas, lo que ha contribuido al deterioro del firme". Una fuente del Ministerio ha añadido que renovar el pavimento sin abordar las sustitución de las redes comportaría el "riesgo de que en breve hubiese que volver a levantar" la obra ejecutada.

Carlos Redón está a la espera de mantener una reunión con responsables de Fomento para planificar la actuación en la N-211 a su paso por Monreal. Ha señalado que el Ayuntamiento está pendiente de que se concrete el tramo preciso de tuberías que hay que renovar.  

Etiquetas
Comentarios