Despliega el menú
Teruel

El frío obliga a dejar para la primavera el arreglo de la N-211

La empresa adjudicataria ha firmado el contrato, pero las temperaturas no son idóneas para extender el aglomerado.

La llegada del invierno ha obligado a posponer para la próxima primavera la ejecución del proyecto de renovación del firme de la N-211 en los 17 kilómetros que van de Monreal del Campo al límite con la provincia de Guadalajara. Este tramo lleva 20 años con la misma capa de rodadura a pesar de que la vida media del asfalto en una calzada oscila entre los 12 y los 15 años. El parón económico de 2008 impidió acometer unas obras necesarias, pues la carretera está totalmente agrietada y ha tenido que ser parcheada con alquitrán.

La empresa adjudicataria de los trabajos de remodelación, Hocensa S. A., firmó ya el pasado mes de noviembre el contrato que permite iniciar las obras, pero ahora las condiciones climatológicas no son las adecuadas. Se necesita una temperatura superior a los 5 grados para extender el aglomerado, así como que no haya bajadas bruscas del mercurio del termómetro, dos requisitos que ahora no se cumplen.

El escaso número de horas con luz que tienen los días invernales es otro de los factores en contra para empezar los trabajos, pues las empresas deben alargar su jornada operativa en todo lo posible para aprovechar bien el esfuerzo que supone montar la planta asfáltica y acortar en el tiempo las molestias que las obras crearán al tráfico rodado.

Los trabajos, con un coste de 1,95 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, podrían comenzar en marzo. La intervención consistirá en la reparación localizada de deterioros que afectan a la explanada de la carretera, el fresado de la capa de rodadura actual de la calzada y su reposición. Por último, se extenderá una capa de mezcla bituminosa y se pintarán las marcas viales. La carretera N-211 es la vía de comunicación natural entre Teruel y Madrid y registra un uso intenso al no existir conexión ferroviaria entre ambas ciudades.

Reparan San Just

El Ministerio de Fomento está realizando trabajos en el entorno del túnel de San Just, en la carretera N-420 a su paso por el término municipal de Escucha, para evitar que se produzcan nuevos deslizamientos de tierra. A finales del pasado mes de octubre, debido al fuerte temporal de gota fría que registró la provincia durante varios días, se produjo un desprendimiento de tierra y piedras en una de las bocas del túnel que, por fortuna, no produjo daños personales si bien obligó a cortar el tráfico.

Ahora, Fomento elimina mediante maquinaria pesada los materiales arcillosos más inestables del entorno del túnel para consolidar el terreno. Con motivo de estos trabajos, uno de los dos carriles de la N-420 en el puerto de San Just permanece cortado y un semáforo da paso alternativo a la circulación por el vial que queda libre.

Etiquetas
Comentarios