Despliega el menú
Teruel

Teruel

Los empresarios de Teruel y Tarragona se unen para pedir una autovía entre las dos provincias

Reclaman que se desdoble la N-420 por el Bajo Aragón conectando en las Ventas de Valdealgorfa con la futura A-68, que comunicará Zaragoza con Vinaroz

Teruel
Un camión de transporte animal circula por la N-420 en dirección a Calaceite. Los empresarios reclaman el desdoblamiento de esta carretera.
Esther Icart

Los empresarios de las provincias de Teruel y Tarragona reivindican una mejora de las infraestructuras entre ambas zonas. Las Cámaras de Comercio de Teruel, Reus y Tortosa han mantenido reuniones en las últimas semanas para intentar conseguir una vertebración real de la zona a través del Bajo Aragón, una demanda ya histórica.

"Cualquier unión que tengamos con otros territorios, tanto autovía como vía rápida, va a beneficiar al Bajo Aragón. Debemos ver las posibilidades que tenemos", explica el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Antonio Santa Isabel. En septiembre comenzará un trabajo conjunto para llevar a cabo una planificación de las infraestructuras necesarias.

Entre las ventajas de mejorar la conexión se incide en las posibilidades a nivel empresarial. Se exige la mejora de la carretera N-420 que conecta la demarcación aragonesa con las comarcas tarraconenses y el Puerto de Tarragona, atravesando comarcas como el Matarraña, la Terra Alta, la Ribera de Ebro, el Priorat y el Baix Camp. El objetivo es la construcción de una autovía que entronque con la futura A-68 (entre Zaragoza y Vinaroz) en las Ventas de Valdealgorfa y que finalice en la provincia de Tarragona, desdoblando la actual N-420 hasta el futuro corredor Mediterráneo, y creando el eje Tarragona-Madrid.

Los tres presidentes camerales están de acuerdo en que hay que pedir al Gobierno Central mejoras en los principales puntos negros de estas carreteras para que se puedan acortar los trayectos y, por tanto, hacer más competitivas las actividades económicas a los dos territorios.

Próximamente se desarrollará un informe para aportar conclusiones de impacto económico y social que sería trasladado al Ministerio de Fomento. El estudio incluirá todo tipo de datos y recabará el apoyo de plataformas como Teruel Existe. Asimismo, se trabajará desde el consenso para intentar conseguir el objetivo, que sería muy positivo para ambas zonas.

Además, se buscarán nuevos respaldos que quieran formar parte del proyecto. Principalmente traería beneficios económicos porque los desarrollos de las provincias están ligados a la calidad de sus comunicaciones. "Queremos que se vea y sepa la necesidad que tenemos. Además, después llegaría todo lo relacionado con el ocio y el turismo, también muy importantes. Se trata de crear un planteamiento global de la zona", destaca Santa Isabel.

En la misma línea se muestra el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Reus (Tarragona), Jordi Just, que explica que el acuerdo nace debido a que las dos zonas tienen "un problema en común". Just hace hincapié en que Teruel y Tarragona son las comarcas menos favorecidas. "Nos dimos cuenta de que teníamos que sentarnos a hablar para que se nos hiciera caso en temas como las infraestructuras. La provincia de Tarragona es rica en cereal y Teruel, en agroalimentación", argumenta Just.

El nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Tortosa (Tarragona), Francesc Faiges, también apoya el proyecto y es partidario de presionar a las Administraciones para lograr el desdoblamiento de la N-420.

Etiquetas
Comentarios