Teruel

Heraldo Saludable

teruel

El Obispo Polanco, con un otorrino a media jornada para 85.000 personas

El grave déficit de especialistas y la llegada del periodo vacacional dejan casi sin personal la consulta de oído y garganta del hospital, cuya lista de espera aumentará.

Fachada del Hospital Obispo Polanco de Teruel.  Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 16-01-15
El Servicio de Otorrinolaringología del Obispo Polanco –en la foto– está bajo mínimos.
Antonio García/Bykofoto

Un médico a media jornada –dos horas y media cada mañana– para atender a una población de referencia de casi 85.000 personas. Esta es, desde este viernes y al menos hasta el próximo 3 de junio, la crítica situación que ofrece el Servicio de Otorrinolaringología (ORL) del hospital Obispo Polanco de Teruel. El déficit, prácticamente crónico, de especialistas y la llegada del periodo vacacional dejan bajo mínimos la consulta de esta especialidad.

De las tres plazas con que está dotada la plantilla, solo está cubierta una, la que ocupa la jefa del Servicio, si bien otro otorrino trabaja en la Unidad con un contrato a media jornada. Sin embargo, la responsable de ORL enfermó este viernes por “la presión y el estrés” que le supone la falta de personal, según ella misma describió, y a ello se suma que la próxima semana va a estar de vacaciones, lo que hace que, durante este tiempo, un solo especialista, y a media jornada, tendrá que asumir la actividad del Servicio.

La Unidad de ORL del Obispo Polanco arrastra problemas de personal desde finales del pasado mes de enero, cuando la marcha de dos especialistas a otro destino y la baja por enfermedad de la jefa del Servicio obligaron a cerrar la consulta durante 12 días. El 11 de febrero se reabrió, pero con un solo facultativo a media jornada, y a finales de marzo se incorporó un médico residente –también por esas fechas regresó la responsable de ORL– que se marchó el pasado 25 de abril.

Desde el Departamento de Salud del Gobierno aragonés señalaron este viernes que las vacaciones “están previstas y el Servicio se ha organizado de manera interna para ello”. Añadieron que el próximo martes se ofertan 10 plazas de otorrino en total para Aragón, dos de las cuales son para el Obispo Polanco. “Si no se cubrieran –continuaron las mismas fuentes oficiales–, se activaría la opción de contratación de (médicos) extracomunitarios; ya se han mantenido, de hecho, contactos con interesados”.

“Es inhumano”

La jefa de ORL, Teresa Lahoz, calificó este viernes de “inhumano” dejar toda la actividad del Servicio en manos de una sola persona. Denunció que “mientras ofrezcan plazas para Zaragoza sin que esté cubierto Teruel, este seguirá desierto, ya que no hay sanciones para quien desestima el puesto ni incentivos para quien lo elige”. “No es justo –subrayó– que se oferten huecos en la capital aragonesa sin que antes se haya solucionado el problema de Teruel”.

Según relató Lahoz, ante la tardanza en conseguir una cita para el otorrino debido a la falta de médicos, los pacientes, “desesperados y enfermos”, suben directamente a la consulta para ser atendidos, lo que engrosa el trabajo diario del profesional. “No puedo dejar de ver a una persona con un bulto en el cuello, con un dolor de oído o que se ha quedado afónica”, explicó.

La otorrinolaringóloga resaltó que “el estrés” está haciendo que su salud se tambalee de nuevo y no descartó “tener que coger otra vez la baja o pedir yo también el traslado a Zaragoza”.

A su juicio, “el Salud no ha tomado ninguna medida seria para paliar el problema de Otorrinolaringología en Teruel”. Añadió que ORL es una especialidad muy necesaria, “por la que pasa todo el mundo”, y alertó de que, además de aumentar la lista de espera para acudir a la consulta, también se incrementan las demoras en intervenciones quirúrgicas. Según afirmó, hasta que lleguen nuevos profesionales, las operaciones “se bloquean y a la gente le toca esperar”.

Etiquetas
Comentarios