Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Teruel

El Obispo Polanco pierde dos especialidades al coger la baja sus únicos facultativos

Los casos graves se derivan a Zaragoza y el resto serán solventados por médicos de Atención Primaria y Urgencias.

Una de las sesiones de las jornadas de actualización en cáncer de mama celebradas ayer en TeruelA.G/BK

El hospital Obispo Polanco de Teruel, con una población de referencia de 90.000 personas, ha tenido que suspender las consultas de Otorrinolaringología al coger una baja por enfermedad la única especialista que quedaba en el Servicio. Los otros dos profesionales que integraban la plantilla se marcharon hace 15 días a nuevos destinos.

Los casos más urgentes se derivan a hospitales de Zaragoza y el resto serán atendidos por médicos de Primaria o de Urgencias. Así lo explicaron este jueves fuentes del Departamento de Salud del Gobierno aragonés, las cuales afirmaron que la baja de la especialista ha sido "inesperada y no prevista", por lo que las soluciones son las mismas que se adoptaron ya cuando los otros dos otorrinos dejaron su puesto.

El traslado de estos dos profesionales hace quince días sin que hubiera sustitutos para ellos dejó ya al Servicio de Otorrinolaringología al borde de una debacle. Los quirófanos de esta especialidad están cerrados desde entonces –en una intervención quirúrgica deben estar presentes dos facultativos– y los pacientes han pasado a engrosar las listas de espera salvo aquellos casos que revisten urgencia y son enviados a Zaragoza.

La otorrino que ha cogido la baja es la jefa del Servicio, Teresa Lahoz. Ella misma explicó jueves que sufre "depresión y estrés" debido a la crítica situación que atraviesa la Unidad. "He envejecido diez años; hace un mes era otra", comentó. Según dijo, ahora habrá que descitar a todos los pacientes que iban a acudir a la consulta en los próximos días.

Desde el Salud informaron que el próximo 11 de febrero entrará a trabajar al Servicio un otorrino a media jornada que reanudará las consultas. Además, este mismo viernes, especialistas de hospitales de Zaragoza comenzarán a hacer guardias localizadas en el Obispo Polanco de Teruel sumándose al profesional que ya existe específicamente para esta tarea.

Lahoz indicó que el especialista contratado a media jornada trabajará solo de 9.00 a 11.00 pero percibirá el mismo salario que si pasara consulta toda la mañana. Añadió que los médicos de Zaragoza que se desplacen a Teruel para hacer guardias localizadas ganarán 1.800 euros por fin de semana –desde las 15.00 del viernes hasta las 8.00 del lunes–, "el triple" de lo que cobran los médicos que están en Teruel, además de librar dos días entre semana, cuando los del Obispo Polanco solo descansan un día.

"El Salud va a gastar más que si estuviera la plantilla completa", protestó Lahoz. La especialista criticó que los profesionales sean reticentes a ocupar plazas en hospitales periféricos "y para las guardias localizadas se hayan apuntado diez". Reprochó a la Administración que solo sacara a oposición una plaza de otorrino para el Polanco cuando ella pidió que fueran dos. "En Zaragoza han sacado a oferta pública cuatro sin tener problemas de personal", subrayó. La médico que ha ganado la plaza en Teruel no se incorporará hasta octubre, señaló Lahoz. El cierre de Otorrinolaringología se suma al del Servicio de Reumatología, que no funciona desde hace semanas al estar de baja el único profesional que integra la plantilla.

El presidente de la sección de Atención Especializada del sindicato médico CESM-Aragón, Jesús Martínez-Burgui, advirtió de que "o se toman medidas, o podrían cerrar más servicios". "No podemos seguir así, ha habido una falta de planificación en los últimos años y el resultado es carencia de personal y de medios tecnológicos. Hay que invertir dinero en Teruel si queremos un futuro", afirmó.

La nueva técnica de radioterapia beneficiará a 40 mujeres al año

Alrededor de 40 mujeres podrán beneficiarse cada año de la incorporación de la radioterapia intraoperatoria para cáncer de mama a la cartera de servicios del hospital Obispo Polanco de Teruel. La técnica, que consiste en la administración de una dosis alta de radiación en el lecho del tumor en el momento en que la paciente es operada, se pondrá en marcha en febrero.

La radioterapia intraoperatoria, indicada sobre todo para tumores precoces, fue abordada este jueves en el marco de las primeras jornadas de actualización en cáncer de mama celebradas en el hospital Obispo Polanco. Según explicó la jefa de Sección de la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, Reyes Ibáñez, más del 80% de las mujeres tratadas con la nueva técnica ya no tienen que seguir recibiendo radioterapia. Su puesta en marcha evitará que muchas pacientes tengan que desplazarse a Zaragoza durante días para ser tratadas con radioterapia convencional. En Teruel se diagnostican de 50 a 60 casos de cáncer de mama al año y la supervivencia es alta, destacó la cirujana del Obispo Polanco Laura Comín.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo