Despliega el menú
Teruel

Heraldo Saludable

El hospital Obispo Polanco se queda sin reumatólogo y deriva a los pacientes a Zaragoza

El Colegio de Médicos reclama a la DGA que cubra todas las plazas vacantes que hay en las distintas especialidades del centro sanitario.

Zona de parada de ambulancias y transporte sanitario del hospital Obispo Polanco de Teruel
Zona de parada de ambulancias y transporte sanitario del hospital Obispo Polanco de Teruel
Jorge Escudero

La baja por maternidad desde este mes de enero de la única reumatóloga que trabaja en el hospital Obispo Polanco de Teruel ha dejado a este centro sanitario, con una población de referencia de 90.000 personas, sin médico especialista en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato locomotor y autoinmunes sistémicas.

Desde el Gobierno aragonés señalan que, ante la imposibilidad de cubrir esta baja con otro profesional debido a que reumatología es una especialidad deficitaria en toda la Comunidad Autónoma, se está evaluando la situación de cada paciente para que todos aquellos que lo necesiten sean derivados a Zaragoza.

"Hay una absoluta colaboración por parte del Servicio de Reumatología del hospital Miguel Servet de Zaragoza y se analiza cada caso para ver qué es lo más adecuado", informó el Departamento de Salud de la DGA. "Se derivará allí a los pacientes que precisen atención", señalaron. Las mismas fuentes afirmaron que "no hay forma" de encontrar un sustituto para la especialista de Teruel y subrayaron que el Servicio de Reumatología del hospital Obispo Polanco cuenta con un único facultativo porque "por población, solo es necesario uno".

Ante esta situación, los enfermos crónicos a los que se les viene administrando su medicación en el hospital de día del Obispo Polanco podrán seguir recibiéndola, pero aquellos que acudan a su médico de familia por primera vez con síntomas de patologías reumáticas no podrán ser diagnosticados por un especialista salvo que sean enviados a Zaragoza.

El Colegio de Médicos de Teruel emitió este martes un comunicado en el que reclama que se cubran las plazas vacantes que existen en varias especialidades del hospital turolense. La institución pide que se "adecúen" las plantillas a la realidad sociodemográfica de la población turolense –edad, morbilidad, diversidad cultural o dispersión– evitando sobrecargas de trabajo que hace que las plazas no resulten atractivas.

En la nota, el colectivo muestra su "total apoyo" a la doctora Teresa Lahoz, que se queda sola al frente del Servicio de Otorrinolaringología al marcharse a otro destino sus dos compañeros de plantilla. El Colegio rechaza que haya servicios con un solo profesional y advierte de que las dificultades para cubrir plazas vacantes en Teruel "se está haciendo endémica", al tiempo que recuerda que faltan médicos también en Anestesiología, Radiología, Traumatología, Urología, Oftalmología, Médicos de Familia y Pediatras.

Desde el sindicato médico CESM-Teruel denunciaron que "no habría problemas en Reumatología si el Servicio contara con dos especialistas" y criticaron que se dimensionen las plantillas por población "y no por necesidades de los pacientes". "Igual un día deciden que nos corresponde medio médico por número de habitantes", indicaron.

"Que se adopten medidas legales"
En el mismo comunicado en el que reclama la cobertura de las plazas vacantes en las distintas especialidades sanitarias, el Colegio de Médicos de Teruel pide al Servicio Aragonés de Salud "que deje de escudarse en que no se encuentran profesionales" y adopte "todas las medidas legales necesarias que posibiliten prestar los servicios sanitarios de una manera equitativa en todo el territorio aragonés".

El colectivo de médicos ofrece su colaboración a la Administración sanitaria para lograr todo aquello que redunde en beneficio del Sistema de Salud de Aragón, de los profesionales médicos y de los usuarios. Señala que respaldan igualmente las medidas que se pongan en marcha para fidelizar las plazas, no solo para los médicos que lleguen, sino también para los que ya desempeñan su trabajo en los llamados centros periféricos.

El Colegio de Médicos de Teruel opina que, si bien no están siendo del todo efectivas, las medidas ya en vigor encaminadas a incentivar la ocupación de plazas de difícil cobertura, tanto en hospitales como en centros de salud, podrían constituir "el buen camino" para acabar con las huecos en las plantillas de facultativos. La entidad advierte de que el Sistema Nacional de Salud "está abocado a un cambio" y que ella no dará la espalda a esta transformación.

Etiquetas
Comentarios