Despliega el menú
Teruel

Las Bodas de Isabel, en cuatro pantallas gigantes para evitar las aglomeraciones

Presentado el programa de la fiesta, que incluye 16 escenas que se emitirán en tiempo real para facilitar su visión.

La escena final de Las Bodas de Isabel de Segura se celebrará en la plaza del Seminario de Teruel
La escena final de Las Bodas, como ya ocurrió en 2018, se celebrará en la plaza del Seminario
A.G./B.

La fiesta de Las Bodas de Isabel, que se celebrará en Teruel del 14 al 17 de febrero próximos, se podrá contemplar sin aglomeraciones gracias a las pantallas gigantes que el Ayuntamiento montará en la fachada de la Biblioteca Pública y en la plaza de San Juan, además de las dos que ya se instalaron en ediciones anteriores en la plaza del Torico y en la calle de San Juan. El concejal delegado de Promoción Turística, José Manuel Valmaña, explicó que el objetivo de la organización garantizar la máxima visibilidad de la escenificación callejera, ambientada en el siglo XIII, y llegar al máximo de público posible.

La proyección en las pantallas se llevará a cabo en tiempo real y en el intervalo entre escenas se emitirán imágenes de la primera parte de la leyenda amantista, La Partida de Diego.

El programa de Las Bodas, presentado este martes, incluye 76 actos con la principal novedad de recuperar la escena de ‘Las damas de Bearn’ y ‘El conciliábulo'. Debate medieval’, una divertida disputa entre religiosos aragoneses y catalanes sobre la llegada del rey Jaime I a la ciudad. Belén Royo, de la Fundación Bodas de Isabel –organizadora de la fiesta–, explicó que las escenas de la trama principal –la referida a los trágicos amores de Diego de Marcilla e Isabel Segura– también incluirán algún toque novedoso, pero no quiso concretarlo para que sorprenda al público.

Al igual que ocurrió en 2018 como consecuencia de las obras en la plaza de la Marquesa –el año pasado la restauración del Museo Provincial y en 2019 la construcción de un hotel–, el pregón se trasladará del Museo a la Casa Consistorial y el final del cortejo fúnebre, a la plaza del Seminario. Royo señaló que el cambió a la plaza del Seminario fue "un acierto" porque permitió mayor presencia de público en un entorno también monumental.

La Fundación Bodas de Isabel, dependiente del Ayuntamiento, seguirá adelante con su plan de accesibilidad para personas con discapacidades y acondicionará un recinto para que puedan presenciar las escenas principales en la pantalla gigante de la plaza de San Juan.

Uno de los principales atractivos de la feria, el mercado medieval, también experimenta cambios impuestos por las obras que se llevan a cabo en la plaza de la Marquesa. Las tabernas que se montaban en este espacio cambian de lugar. En total, participarán en el mercado 250 puestos de venta, con una lista de espera de 80 para cubrir posibles bajas.

Otra novedad de la próxima edición viene marcada porque el viernes, día 15, será, por primera vez, fiesta local, lo que previsiblemente incrementará la afluencia de público en la primera jornada de Las Bodas. La coincidencia del Sermón de las Tortillas y de San Jorge en 2019 ha conllevado el traslado de la primera de estas celebraciones –de carácter local– al viernes de Las Bodas.

Etiquetas
Comentarios