Despliega el menú
Teruel

La Partida de Diego llena las calles de emoción y público, pero lejos de las masificadas Bodas

La plaza del Seminario fue el principal escenario en el que actuaron los 210 actores que recrean el Teruel del siglo XIII.

Diego de Marcilla e Isabel de Segura en una escena representada en la plaza del Seminario.
Diego de Marcilla e Isabel de Segura en una escena representada en la plaza del Seminario.
Jorge Escudero

La Partida de Diego, que recrea la primera parte de la leyenda de los Amantes, convierte el Centro Histórico deTeruel en un escenario medieval en el que se masca la tragedia amoroso que, según la tradición, protagonizaron Diego de Marcilla e Isabel de Segura en el siglo XIII. El buen tiempo animó este sábado a cientos turolenses y visitantes a presenciar las escenas teatrales sin los agobios y la masificación de Las Bodas de Isabel, la recreación de febrero que cierra el ciclo amantista.

La escena en la que Diego de Marcilla –interpretado por José Miguel Talavera– pidió la mano de Isabel –encarnada por María Asensio– al padre de la chica imprimió un giró trágico a la representación. El progenitor de la joven Amante rechazó de plano que su única hija se casase con el"segundón" de la familia Marcilla."Te prohibo que te acerques a mi hija", le llega a decir, y le amenaza con"sacar la espada" si hace falta para mantenerlo a raya.

Sin embargo, en la última escena de la tarde el padre de Isabel corrigió su negativa dando un plazo de cinco años al pretendiente para enriquecerse antes de volver a hablarle otra vez del matrimonio. El acaudalado Segura concede el aplazamiento confiado en que Diego perezca en el intento de ganar fortuna. También Isabel se revela contra una familia y una sociedad que no le dejan seguir los impulsos de su corazón

La escenificación moviliza a 210 actores aficionados seleccionados tras un casting con todos los aspirantes. La afluencia de público se mantuvo en cifras modestas a pesar del buen tiempo imperante. La patronal hostelera considera, no obstante, que la fiesta gana atractivo y visitantes cada año y sitúa la ocupación hotelera en el 90% durante el fin de semana. El mercado medieval montado en la plaza de la Catedral y la calle Yagüe de Salas contribuyó a la ambientación festiva.

La lectura del pregón correspondía al italiano Pietro Spacone, de la Asociación Europa Enamorada. Spacone, que no pudo desplazarse a Teruel, delegó la lectura en un portavoz que leyó ante los presentes un mensaje de paz y concordia."Les digo a quienes pretenden resolver los problemas con la guerra, que el amores el motor del mundo", decía el discurso, que terminó con un"¡Larga vida a la paz, el amor y la unión de Europa!".

Difícil igualar a Las Bodas

La fiesta se celebra paralelamente al Congreso Internacional de Fiestas Históricas. Dos de las ponentes, Yolanda Fernández y Pilar Cabeza, coautoras de un informe sobre el impacto económico de Las Bodas de Isabel, explicaron que La Partida de Diego, aunque"goza de buena salud" y puede crecer como reclamo turístico,"será difícil" que iguale el éxito multitudinario de Las Bodas,"que son el buque insignia de las recreaciones de época".

Yolanda Fernández auguró un crecimiento"muy lento" de la afluencia de público de La Partida. Las investigadoras señalaron que Las Bodas parten con mucha ventaja al ser una de las primeras recreaciones históricas del país y han tenido un éxito notable por la identificación de los turolenses, por la vinculación al patrimonio de la ciudad y por la"magia" del argumento. A juicio de Fernández, la fiesta de los Amantes de febrero todavía puede crecer en público y en calidad. Aunque señaló que la ciudad tiene poca oferta hotelera para hacer frente a la avalancha de visitantes, la compensa con el alojamiento en casas particulares de amigos y conocidos. Cabeza agregó que los turolenses son los primeros"propagandistas" de una fiesta que ha triunfado gracias"al boca a boca".

Para la alcaldesa, Emma Buj, La Partida es un avance para "desestacionalizar" la afluencia turística y alargar a octubre los buenos resultados de septiembre. Buj está convencida de la tendencia creciente de la fiesta. La Partida de Diego vivirá este domingo su última escena, la marcha del Amante a la Cruzada para conseguir las riquezas que le hagan merecedor de la mano de Isabel a ojos de su padre. Pero habrá que esperar al próximo febrero para conocer el trágico desenlace de la leyenda.

Etiquetas
Comentarios