Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

La hospedería de La Iglesuela sigue abierta en precario sin cocina, calefacción ni agua caliente

El establecimiento, de la DGA, está en manos de una concesionaria cuyo contrato acabó hace 9 meses. El Gobierno aragonés reclama la devolución de las llaves en el juzgado ante la resistencia del gestor.

De motor turístico a lastre. La hospedería de La Iglesuela se inauguró en 1999 por el entonces presidente de la DGA, Santiago Lanzuela, tras una inversión de 2,8 millones de euros con el propósito de que fuera el motor turístico de la localidad y su entorno. Su precaria gestión actual la ha convertido en un lastre para el sector.
La hospedería de La Iglesuela sigue abierta en precario sin cocina, calefacción ni agua caliente
Jorge Escudero

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de La Iglesuela del Cid miran con "incredulidad" e "impotencia" lo que ocurre en la hospedería de la localidad del Maestrazgo. Nueve meses después del fin del contrato de gestión y explotación del Palacio Matutano-Daudén, declarado Monumento Nacional en 1931, con la empresa adjudicataria, la UTE Manzana Hoteles continúa gestionando el establecimiento de manera ilegal.

El contrato para la explotación del servicio expiró el pasado mes de julio y, desde entonces, Turismo de Aragón trata de recuperar las llaves del edificio para retomar la gestión de la hospedería. "Les informamos en tiempo y forma de que no íbamos a renovar el contrato y les explicamos que nos tenían que devolver el edificio. A día de hoy, continúan gestionando la hospedería de manera irregular", explica Jorge Marqueta, director gerente de Turismo de Aragón.

Vista la negativa por parte de la empresa a devolver las llaves, lo que impide al Gobierno de Aragón realizar la auditoría y comenzar el proceso para sacar a licitación la gestión de la hospedería, el caso está en los tribunales desde hace meses. La problemática se originó en julio del año pasado, cuando expiró el contrato de gestión de la UTE Manzana Hoteles. Entonces, la empresa se declaró en concurso de acreedores y comenzó un proceso que se ha alargado nueve meses. "Están de ocupas y no podemos hacer nada. Engañan a la gente y esto perjudica al pueblo", lamenta Fernando Safont, alcalde de La Iglesuela.

Como explica el primer edil, desde Semana Santa el servicio que ofrece la hospedería deja mucho que desear. Los clientes, que deben pagar por adelantado sus reservas, llegan a La Iglesuela del Cid con la idea de encontrarse un establecimiento idílico en un palacio del siglo XVIII, pero lo que se encuentran es una hospedería sin servicio de cocina, ni calefacción ni agua caliente. "Todo lo que nos ha costado levantar el turismo en los últimos cinco años nos lo están tirando por los suelos en seis meses", cuenta Safont.

En su día, la hospedería de La Iglesuela fue un motor económico y de desarrollo para el pueblo. Además de atraer a un buen número de clientes a la localidad, creó empleo para cerca de diez vecinos. Hartos de soportar las malas condiciones laborales, los trabajadores decidieron abandonar sus puestos de trabajo. Ahora, solo un empleado se hace cargo de 70 habitaciones. "Están engañando a la gente y ya no sabemos qué hacer. El problema es que la publicidad para el pueblo es malísima y los turistas nos acaban trasladando las quejas a nosotros", comenta Fernando Safont.

Pese a que en julio del pasado año, desde Turismo de Aragón afirmaban que su deseo era recuperar las llaves a través del diálogo, la situación ha llevado al organismo público a tener que llevar el caso a los juzgados. La falta de respuestas y la negativa de la UTE Manzana Hoteles a devolver la gestión ha enquistado el problema. "Nuestra voluntad, desde el primer momento, ha sido recuperar la hospedería, pero no podemos", indica Jorge Marqueta.

La problemática con el grupo Manzana no es nueva. La empresa también se encargaba de la gestión y explotación del monasterio de Rueda. Tras los impagos de las facturas de luz y agua, con el posterior corte de suministro por parte de Endesa, la hospedería tuvo que cerrar y desde Turismo de Aragón trataron de negociar con la concesionaria para retomar el control del establecimiento. No se llegó a un acuerdo y el caso fue a los tribunales en enero del pasado año. Pese a que la DGA recuperó la propiedad y el monasterio volvió a ser visitable a finales del pasado enero, la primera vista del juicio contra el Grupo Manzana se celebró a principios de este mes. En la hospedería de Illueca el problema es el mismo que en La Iglesuela: la empresa se niega a devolver las llaves y el caso está en los tribunales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión