Huesca
Suscríbete por 1€

Un primer informe del Inaga avala la construcción de la telecabina de Benasque

El borrador de la resolución considera que el proyecto de transporte por cable es "compatible" con la preservación del medio ambiente con algunas condiciones.

Recreación de la estación motriz de la futura telecabina que uniría Benasque y Cerler.
Recreación de la estación motriz de la futura telecabina que uniría Benasque y Cerler.
Ayuntamiento de Benasque

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) está ultimando la resolución sobre la declaración de impacto ambiental de la telecabina entre Benasque y Cerler, pero ya ha redactado un borrador que concluye que el proyecto promovido por el Ayuntamiento es "compatible", aunque deberá cumplir una serie de prescripciones, como el mantenimiento de una cobertura vegetal bajo la línea del cable o la colocación de salvapájaros para evitar colisiones. 

El borrador de resolución ha sido remitido a los organismos públicos, asociaciones y particulares que concurrieron en el trámite de información pública. Según precisaron fuentes del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, el proceso todavía está en trámite de audiencia y de recibir alegaciones, que pueden ser incluidas o no en la resolución definitiva que se publique en el Boletín Oficial de Aragón. La operación supone una inversión millonaria: 16,5 millones de la telecabina y 12 millones de un parquin y un área comercial en la estación de salida en Benasque. El pleno municipal aprobó hace unos días el convenio con el Gobierno de Aragón para recibir 10 millones de euros de ayudas europeas destinados al remonte.

En todo caso, este primer informe entiende que las pilonas, cabinas, cables aéreos y la calle libre de árboles (se talarán en una franja de 15 metros de ancho por debajo, por si fuera necesario el rescate de los usuarios) supondrán un impacto visual en una zona con unos valores paisajísticos altos, aunque no afectarán a áreas de mayor interés natural,  situadas en la cabecera de los valles, dentro del Parque Natural Posets-Maladeta. 

Además, las estaciones de salida y llegada, aún siendo muy visibles, se ubican en zonas ya muy humanizadas, afirma el borrador, junto al núcleo de Benasque y al aparcamiento de la estación de esquí de Cerler. Respecto a la calidad del aire, valora que con el transporte de los esquiadores por el remonte se reducirá el tráfico en la carretera de Cerler.

Para la evaluación de impacto, el Ayuntamiento presentó el proyecto básico que incluía un estudio geológico preliminar, un estudio del viento y el estudio ambiental. La telecabina tendrá una longitud de 2.011 metros y salvará un desnivel de 370 metros entre Benasque (1.135 metros de altitud) y Cerler (1.504 m), con una estación de salida justo al casco urbano del primer núcleo y otra de llegada cerca del parquin El Molino de la estación de esquí. Habrá 15 pilonas intermedias. Un total de 68 cabinas en línea pueden llegar a trasladar a 2.400 personas/hora, en un tiempo de viaje de 5 minutos y 47 segundos. 

Las acciones de mayor impacto ambiental durante la construcción son los desbroces de vegetación y los movimientos de tierras; y en la fase de explotación, el mantenimiento libre de vegetación de la calle de la telecabina, el riego de colisión de las aves, la presencia de la infraestructura cerca de los núcleos de Benasque y Cerler, considerados paisajes pintorescos, y un previsible aumento de la demanda de los flujos turísticos.

Sobre las aves, precisa que habrá un efecto positivo al alejar el tráfico actual de los puntos de nidificación, ya que la carretera Benasque-Cerler pasa a 600-800 metros y a cotas más próximas de la unidad reproductora de quebrantahuesos. También considera la actuación compatible con los objetivos de conservación de la Red Natura 2000 para la zona ZEC/LIC Río Ésera. 

El Inaga ve "especialmente significativo" el alto riesgo de inundabilidad de la parcela donde se ubica la estación de salida, con un periodo de retorno de 10, 100 y 500 años y dentro de una zona de flujo preferente. Por ello pide al promotor que aplique las medidas necesarias y evalúe la sobreelevación del terreno para evitar el riesgo. Concluye que será la Confederación Hidrográfica del Ebro la que decida sobre las actuaciones en zona de policía de cauces, mientras que el promotor deberá hacer una declaración responsable indicando que conoce y asume el riesgo y las medidas de protección aplicables. 

La estación de salida del telecabina, el parquin y el área comercial se construirán en estos terrenos, donde suelen aparcar las autocaravanas.
La estación de salida del telecabina, el parquin y el área comercial se construirán en estos terrenos, donde suelen aparcar las autocaravanas.
María José Villanueva

Este primer informe marca además unos condicionantes sobre la limitación de las cortas y desbroces  a lo "estrictamente necesario" manteniendo una cobertura vegetal de herbáceas y arbustos bajo la línea de la telecabina. También exige la paralización de los trabajos más ruidosos y molestos (vuelos en helicóptero, excavaciones, cortas...) entre diciembre y junio, los periodos más sensibles para la nidificación y cría del quebrantahuesos; balizas salvapájaros cada 5 metros; y señalizar el cable de la telecabina para evitar el riesgo de colisión. Plantea durante los dos primeros años de instalación, la realización de recorridos cada 15 días en toda la longitud del cable para detectar ejemplares de avifauna heridos o muertos por esa circunstancia. Si los datos permiten detectar nuevos impactos de la línea, se tendrán que adoptar nuevas medidas e incluso se le puede requerir el cese temporal de la actividad.

En el trámite de información pública se escuchó al Consejo Provincial de Urbanismo, que no informó favorablemente hasta que el Ayuntamiento no garantizó la disponibilidad de aparcamientos y de una vía de acceso hasta la estación de salida desde la carretera A-139 para evitar el paso de coches por el centro urbano. La Comisión Provincial de Patrimonio (Benasque y Cerler son parajes pintorescos) se pronunció a favor solicitando la restitución de elementos con valor etnográfico como cercas o muros de bancales y la colocación de pantallas vegetales. La Dirección General de Interior y Protección Civil advirtió sobre el riesgo de inundación y sobre los fenómenos meteorológicos adversos, sobre todo el viento, que obligan a parar por seguridad.

También alegaron asociaciones ecologistas como la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, advirtiendo de que a 1.000 metros hay una pareja reproductora; el PP de Benasque, que avisaba de que la estación de llegada estaría alejada de las pistas de esquí; o el grupo Aramón, propietario del dominio esquiable. Esta empresa cuestionaba la ausencia de un estudio de viabilidad para valorar los costes y explotación del remonte mecánico y consideraba "mejorable" el acceso al frente de nieve. Echaba en falta también un estudio geotécnico al ser el punto de llegada una zona "geológicamente inestable".  

La Asociación de Vecinos y Amigos de Cerler Pico Sarllé alegó sobre el incumplimiento de las normas de evaluación ambiental por la proximidad al núcleo de Cerler y entendía que el proyecto no estaba suficientemente justificado. 

Todas las alegaciones fueron respondidas por el promotor. Según el Ayuntamiento de Benasque, del que también depende Cerler, existe un estudio de movilidad que analiza el flujo de vehículos y existen planes de evacuación en caso de parada. El estudio del viento, añade, es el centro de la viabilidad técnica de la instalación. Se han analizado los últimos 10 años y se dispone de otros 10 anteriores que corroboran los resultados. "Es imposible que Benasque tenga entre 45 y 50 días con velocidades medias de más de 55 km/h", concluye. Además, la distancia de los edificios de Cerler más próximos al trazado es de 35 metros y la estación está a más de 150. Respecto a que no se había contemplado la alternativa de un servicio de transporte en autobús, replica que para alcanzar la misma capacidad "sería necesaria una flota de al menos 24 autobuses trabajando a la vez". 

Sobre los riesgos geológicos justifica que la estación de salida está en una pradera sin posibles deslizamientos y la de llegada se ha alterado para alejarla de la zona inestable del barranco de Remáscaro. Además, el proyecto constructivo contará con un estudio geotécnico para garantizar la estabilidad.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión