Huesca
Suscríbete por 1€

Huesca invita a otros municipios a tomar medidas "para que el agua de Vadiello dure hasta que llueva"

El alcalde de Huesca y los de otros 17 municipios que se abastecen de la red de la capital dan un nuevo paso para crear una mancomunidad de aguas, en medio de las fuertes restricciones en la ciudad por la sequía.

Reunión celebrada por el alcalde de Huesca con otros 17 municipios.
Reunión celebrada por el alcalde de Huesca con otros 17 municipios.
Verónica Lacasa

Los 18 municipios que se suministran de la red de abastecimiento de la ciudad de Huesca se han reunido este jueves para negociar la creación de una mancomunidad de aguas que abarcaría una población de 70.000 personas, 55.000 en la capital, de cara a lograr una gestión más eficiente. Ha sido el cuarto encuentro, tras un largo paréntesis de dos años provocado por la pandemia y por las reticencias de los ayuntamientos más pequeños. Se produce además en medio de una grave sequía que amenaza el suministro a 48 núcleos que beben del embalse de Vadiello, con reservas únicamente hasta finales de octubre. 

“Con la sequía se pone de manifiesto la necesidad de un uso del agua eficiente, porque es también el futuro de nuestras actividades económicas”, ha dicho el alcalde de la capital oscense. Luis Felipe (PSOE) ha informado a sus colegas de las restricciones decretadas por su ayuntamiento, como la prohibición del riego y llenado de piscinas o el cierre de fuentes, que han permitido un ahorro de un 19% del consumo. Les ha invitado a tomar medidas, si es que no lo han hecho ya, teniendo en cuenta que el embalse de Vadiello, principal fuente de suministro, se encuentra al 18% de su capacidad.

El alcalde les ha advertido de que Huesca tiene la toma de Valdabra como suministro de emergencia, “pero el resto de municipios solo tiene Vadiello”. “Hay que hacer un esfuerzo para que el agua de este embalse dure lo suficiente hasta que llueva”. De momento no hay en cartera ninguna restricción más, ha asegurado, pero no las descarta, y en este sentido está manteniendo reuniones con federaciones empresariales y sindicatos agrarios por si se deberían aplicar, con afecciones a actividades económicas. “Vamos a esperar que llueva y si no llueve, las tomaremos, pero será de la mano de los sectores afectados”.

El alcalde ha reconocido que la red es “compleja”, con diferentes tasas y distintos consumos. Por ejemplo, en la reunión se ha puesto de manifiesto que el gasto mayoritario de agua de la red en numerosos núcleos corresponde a las granjas de porcino. Según ha reconocido Luis Felipe, se han estudiado los consumos “y una parte importante no tiene que ver con la población”.

No obstante, la mayoría se ha mostrado a favor de seguir adelante con la creación de la Mancomunidad y superar las diferencias que hace dos años frustraron su nacimiento. “Solo veo bondades y elementos positivos”, ha señalado Luis Felipe, de cara a ordenar las concesiones y las necesidades de agua.

Algunos municipios ya han tomado medidas. En Argavieso, según ha explicado su alcaldesa, Mónica Soler (PP), llevan todo el verano sin regar zonas comunitarias, como el parque municipal, “y trasladamos la idea de hacer un consumo responsable del agua”. Reconoce que en el pasado hubo “bastantes discrepancias” respecto a la futura mancomunidad, aunque cree que la situación se ha reconducido. 

No obstante, su principal preocupación es el coste que supondrá para los municipios. Por eso la decisión está a expensas de un estudio económico, así como de conocer el reparto de la representación. “Huesca es la que tiene más consumo y más personas para abastecer pero no por eso los municipios pequeños somos menos importantes y también queremos forman parte de esta mancomunidad teniendo la representación que creemos que tenemos que tener”, ha declarado

Por su parte, el alcalde de Monflorite, Jesús Manuel López (PAR), valora la buena predisposición del Ayuntamiento de Huesca para tirar del carro de la nueva mancomunidad, aunque con la cautela de conocer cuánto le cueste a los vecinos. Monflorite tiene tres puntos de abastecimiento para 400 habitantes, lo cual genera bastantes problemas. Afirma que también se han adoptado algunas medidas, como cambiar el riego a goteo o mejorar la eficacia en las piscinas municipales. Respecto al uso de agua para las granjas, aclara que “muchas granjas se suministran de pozos”.

A la reunión ha asistido también el comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Carlos Arrazola, quien ha valorado positivamente los beneficios de la mancomunidad. En Vadiello hay recursos hasta finales de octubre, un margen de tiempo “pequeño”, según ha confirmado, esperando que las medidas permitan “alargar el recurso el máximo tiempo posible”. De hecho, la reducción del consumo en Huesca ha permitido variar la curva descendente. Aunque la CHE tendría potestad para ordenar medidas, de momento no la ejerce, “porque lo está haciendo el territorio”.

Y también ha estado la directora del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Dolores Fornals, quien ha hablado del papel de la mancomunidad para lograr una gestión más eficiente y la “generosidad” demostrada por Huesca poniendo su red a disposición de los municipios cercanos. Este órgano supramunicipal tiene ahora la oportunidad de aprovechar las subvenciones convocadas por Europa, dirigidas a entidades locales de más de 20.000 habitantes, para digitalizar sus redes. Fornals ha cifrado en un 21% el agua que entra en las redes urbanas de abastecimiento de Aragón y se pierde por fugas y averías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión