Huesca
Suscríbete por 1€

La caravana solidaria de Binéfar regresa de Ucrania con 36 refugiados

El convoy solidario partió de la ciudad literana el viernes por la tarde formado por seis furgonetas cargadas de medicamentos, alimentors y ropa y doce conductores.

Personas refugiadas en la estación de tren de Cracovia.
Personas refugiadas en la estación de tren de Cracovia (Pollonia)
Heraldo.es

Un total de 36 refugiados de Ucrania, en su mayoría mujeres y niños, recalan este lunes  en Binéfar en el convoy solidario que partió de la ciudad literana el viernes por la tarde y que está formado por seis furgonetas y doce conductores. 

La caravana ha llegado este sábado a Cracovia, donde los empresarios binefarenses que la han promovido, Fran Pallarol, David Viudas y su empleado ucraniano Antón, junto a otros miembros de la comunidad eslava en La Litera, han entregado la ayuda que portaban. Medicamente, alimentos, mantas y ropa han quedado depositados en un polideportivo próximo a la frontera entre Polonia y Ucrania, donde permanecen decenas de personas que han huido de la guerra.

Después, los altoaragoneses se han desplazado a tres enclaves fronterizos para recoger a los refugiados. Algunos son familiares de Antón y otros se han localizado tras contactar con asociaciones humanitarias. "Llevamos en nuestro furgón cuatro niños de menos de 10 años, dos mamás y un bebé de 2 meses”, explica Fran Pallarol, que estima que si todo va según lo previsto, podrían llegar a Binéfar en la tarde de este lunes.

El emotivo viaje solidario ha originado bonitas anécdotas como el saludo de los vehículos con los que se cruzaban por las carreteras alemanas o la historia de las dos hermanas "que se nos han unido". "El viernes estaban sin coche y por la mañana compraron uno por Wallapop por 500 €. Una Chrysler Voyager del 93, una cafetera con cuatro ruedas...y para Ucrania a buscar a sus apadrinados (dos niñas y un niño). Los tienen con unos familiares en L'Viv esperando a que lleguen ellas, los llevarán a la frontera de Polonia donde vamos nosotros. Han tenido suerte de encontrarnos...”, señalaba Pallarols. 

Son historias que hacen olvidar las incomodidades del largo viaje, sobre todo para permitir el descanso de los ocupantes y conductores en unas furgonetas apenas sin espacio, ya que los vehículos estaban a rebosar de la ayuda recogida esta semana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión