Huesca
Suscríbete

El Ayuntamiento de Huesca abre un expediente a los bomberos por la protesta del pleno

Lanzaron cascos y camisetas a la sala cuando la sesión se había iniciado y, ya en la calle, hicieron una sonora pitada que también obligó a interrumpir el plenario. 

Los bomberos lanzaron camisetas y cascos al suelo del salón de plenos con la sesión ya iniciada.
Los bomberos lanzaron camisetas y cascos al suelo del salón de plenos con la sesión ya iniciada.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Huesca abrirá un expediente de información reservada a los bomberos que el día 20 de este mes participaron en la protesta que obligó a interrumpir el pleno municipal en dos ocasiones. Ese miércoles, más de 20 trabajadores de dicho servicio municipal se concentraron ante la sala del plenario para abuchear a los concejales que accedían a la misma, especialmente a los del equipo de gobierno (PSOE), y denunciar sus condiciones laborales. Pero los reproches fueron más allá y derivaron en un desorden desconocido hasta ese día.

Desde el primer momento, el alcalde, Luis Felipe, manifestó que se depurarían responsabilidades por lo ocurrido. El expediente de información reservada es un paso previo para determinar la apertura de un procedimiento disciplinario, ya que durante su desarrollo se contrastan y analizan los hechos que han provocado su incoación. En este caso, los servicios jurídicos del Ayuntamiento también valorarán, como posible agravante, la circunstancia de que los bomberos vistiesen el uniforme durante la protesta.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Ana Loriente, indicó este martes que los términos en los cuales discurrió la reivindicación sorprendieron a todos. En ocasiones anteriores, los bomberos habían llevado sus reclamaciones al vestíbulo del salón de plenos, haciendo pasillo a los concejales cuando entraban. El pasado día 20, una vez iniciada la sesión y cuando se anunció que el público podía acceder a la sala, los trabajadores municipales entraron y lanzaron al suelo cascos y camisetas del uniforme así como los carteles con sus demandas.

Una de las bomberas incluso se adelantó hasta el centro de la sala para recriminar la actitud del gobierno municipal y también de la oposición sobre sus reclamaciones laborales. Después, salieron a la calle y llevaron a cabo una sonora pitada bajo los balcones del salón de plenos, lo que impidió escuchar al concejal que tenía la palabra en ese momento.

Fu entonces cuando, además de interrumpir el pleno, se convocó una junta de portavoces urgente en la que se decidió estudiar la situación y actuar en consecuencia, al considerar que debía haber una respuesta acorde con lo sucedido, según indicó el alcalde al reanudar la sesión 15 minutos después.

Dos días más tarde, ante la baja por enfermedad del jefe accidental del servicio se comunicó a la persona que ocupa el cargo siguiente en el escalafón que debía asumir esta responsabilidad. El oficial en cuestión comunicó su renuncia a asumir dicha jefatura. Este martes, el Ayuntamiento le comunicó que no puede negarse porque, al ser un cuerpo jerarquizado, el reglamento obliga a cubrir la cadena de mando.

A esto se suma la negativa de los bomberos a hacer más guardias extraordinarias porque, según denuncian, hace falta más personal. El alcalde firmó un decreto para ordenar que se hagan "cuantas guardias sean necesarias".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión