Huesca
Suscríbete

El alcalde de Huesca emite un decreto para garantizar las guardias de los bomberos

La plantilla se negaba a realizar más servicios extraordinarios, lo que dejaba al parque de Huesca sin el retén necesario para las emergencias.

Los bomberos abandonan el salón de plenos tras lanzar al suelo los cascos, camisetas y carteles.
Los bomberos abandonan el salón de plenos tras lanzar al suelo los cascos, camisetas y carteles.
Rafael Gobantes

El alcalde de Huesca, el socialista Luis Felipe, ha dictado un decreto para ordenar a los bomberos realizar guardias, ordinarias y extraordinarias, ante el amago de estos de no llevar a cabo más servicios extra.

El edicto se emitió unas horas después de que los trabajadores del parque municipal presentaran en el Registro General del Ayuntamiento un escrito con su negativa a hacer más guardias extraordinarias "para suplir la falta de personal".

Este ‘coup de force’ se produce en un momento de máxima tensión entre el equipo de gobierno y los bomberos, tras la protesta protagonizada por estos el pasado miércoles, que obligó a interrumpir el pleno y a convocar una junta de portavoces urgente porque los pitidos y ruidos que llegaban desde la calle impedían escuchar las intervenciones de los concejales.

Antes del inicio de la sesión, más de 20 bomberos se habían concentrado en el acceso a la sala para abuchear a los ediles. Empezado el pleno, entraron y lanzaron al suelo los cascos y camisetas del uniforme así como los carteles que pedían la mejora de sus condiciones laborales y denunciaban el incumplimiento de los compromisos adquiridos por los responsables municipales.

Una vez recibido el escrito con la negativa de los bomberos a realizar más guardias extra, el jefe de Intervención registró otro informando de que, en ese caso, el servicio no se cubría al completo (faltaba personal). Fue entonces cuando el alcalde emitió el decreto. Fuentes municipales indicaron que este "no es arbitrario sino necesario para cubrir las necesidades del servicio", catalogado como esencial. La orden es de obligado cumplimiento.

Asimismo, los servicios jurídicos del Ayuntamiento continúan analizado la situación producida el miércoles en el pleno para decidir qué medidas se adoptan.

Los bomberos respondieron este lunes el decreto del alcalde denunciando a través de un comunicado que "por la desastrosa gestión municipal" la plantilla (32 plazas) de este servicio tiene que trabajar "muchas más horas, ya que no se han cubierto las bajas con todas las vacantes, que siempre hemos solicitado". Además, señalaron que seguirán luchando "por mejorar las condiciones de nuestro puesto de trabajo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión