Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Graus prepara su tradicional Feria de San Miguel con 52 vendedores

Este miércoles se celebrará una nueva edición del certamen con puestos de plantas y flores, alimentación, bisutería, juguetes, calzado, etcétera. No habrá feria caballar.

Graus celebra una muy animada Feria de San Miguel
Graus celebra una muy animada Feria de San Miguel
A. G.

El Ayuntamiento de Graus está ultimando los preparativos para celebrar de forma segura este miércoles una nueva edición de su tradicional Feria de San Miguel, que viene desarrollándose de forma ininterrumpida en esta villa ribagorzana desde que se trasladó en el año 1.201 desde su ubicación original en el monasterio de San Pedro de Tabernas.

La feria de este año no podrá recuperar el número de puestos feriales habituales antes de la pandemia –las calles del Barranco y Salamero acogían casi un centenar de puestos- pero ofrecerá acomodo finalmente a 52 feriantes que llegarán a Graus con una variopinta oferta de plantas y flores, alimentación, salazones y encurtidos, bisutería, juguetes y regalos, cuchillería y productos de ferretería, menaje del hogar, calzado y ropa. Como ya ocurriera el pasado septiembre, los feriantes, procedentes de las tres provincias aragonesas, Lérida, Tarragona, La Rioja, Navarra o Burgos, han sido seleccionados siguiendo criterios de variedad y de cumplimiento de la normativa sanitaria.

El concejal responsable del área de Comercio y Turismo, Julián del Castillo, reconoce que la reglamentación para este tipo de encuentros feriales "es algo más flexible que la que se impuso en 2020" pero que, aún así, conlleva una serie de limitaciones y actuaciones preventivas "que son lógicas, habida la situación en que todavía nos encontramos, y de obligado cumplimiento". Debido a ello, por segundo año consecutivo, se ha renunciado a celebrar la vertiente caballar del certamen, limitándose a mantener la oferta generalista con los puestos más alejados entre sí de lo que es habitual.

Del Castillo comenta que, tras estudiar la vigente normativa para este tipo de certámenes, se ha decidido mantener una distancia de seguridad entre cada uno de los puestos feriales de seis metros, lo que permite instalar puestos a ambos lados de la Calle Salamero y el final de la Calle del Barranco, pero limita su instalación en un solo sentido en la parte más estrecha de esta última vía, "lo que explica también –apunta el concejal- la reducción en el número de feriantes". 

Otras medidas adoptadas para adecuarse a la reglamentación vigente pasan por perimetrar y rodear con vallas el recinto ferial, dejando libres las aceras para el paso de los viandantes, situando la entrada a la altura de la Glorieta de Joaquín Costa y la salida junto al Portal del Convento. El acceso a este recinto, que se abrirá sobre las 9.30 de la mañana, estará controlado, lo que puede ocasionar momentos de espera si hay cierta densidad de asistentes, y se ha diseñado un recorrido unidireccional para evitar posibles aglomeraciones.

Por lo que hace referencia a la feria caballar asociada habitualmente a la generalista este miércoles, del Castillo reconoce que el Ayuntamiento se ha estado planteando hasta el último momento la posibilidad de convocarla pero que ha resultado imposible debido a lo complejo de poder cumplir con la normativa sanitaria. Por ello, desde el consistorio se está trabajando ahora en convocar a mediados de octubre una actividad de tipo cultural relacionada con esta histórica vinculación que convirtió al certamen grausino en una de las ferias nacionales de referencia en los tratos de compraventa de ganado equino hasta bien entrada la década de los sesenta del pasado siglo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión