Huesca
Suscríbete

Cierran el acceso a la iglesia de Rapún, en Sabiñánigo, tras unos actos vandálicos

Amigos del Serrablo denuncia que el pasado fin de semana se realizaron destrozos en el singular pavimento de cantos rodados. 

Los destrozos han afectado al singular pavimento de cantos rodados de la iglesia románica de Rapún, en Sabiñánigo.
Los destrozos han afectado al singular pavimento de cantos rodados de la iglesia románica de Rapún, en Sabiñánigo.
B. M.

La Asociación Amigos de Serrablo ha decidido cerrar el acceso libre a la iglesia románica de Rapún, una aldea cercana a Sabiñánigo, después de descubrir el pasado fin de semana unos actos vandálicos en su singular pavimento de cantos rodados. A partir de ahora, quien quiera visitar el templo, deberán solicitar la llave a la única familia que vive en este pueblo. 

Según ha explicado Pilara Piedrafita, presidenta de la asociación, fue precisamente la familia de Begoña Montori, los únicos habitantes de la aldea, quienes dieron la voz de alarma tras observar el domingo que alguien había destrozado una parte de este original suelo formado por cantos rodados de pequeño tamaño que dibujan motivos geométricos de entrelazos enmarcados por círculos. "Para escarbar buscando no se qué, se lo han cargado", ha resumido muy enfadada. Van a poner los hechos en conocimiento de la Policía Local y de la Guardia Civil aunque no tienen muchas esperanzas de poder identificar al autor o autores. 

Ha explicado que cuando Amigos del Serrablo interviene en una iglesia que no tiene patrimonio mueble, prefieren que el acceso sea libre "porque a todo el mundo que va como paseante o como turista le gusta que los lugares no estén cerrados, pero si luego ves que hacen estas cosas, ¿cómo vas a tenerlos abiertos?". La entidad ha actuado en este templo del románico rural (siglo XII) en varias ocasiones, la última en 2020 reparando parte del tejado. Un grupo de antiguos vecinos del pueblo se han ofrecido ya a la asociación para reparar estos destrozos ya que el uso de cantos rodados es una técnica costosa.

Pilara Piedrafita lamenta el "desprecio" que algunas personas muestran hacia el patrimonio recordando que hace solo unos meses también vandalizaron con unos pintadas la ventana románica de Castillo de Guarga, ubicada en el parque municipal de Sabiñánigo. Pese a la denuncia de la asociación, no se pudo localizar al autor o autores. Ni en este caso ni en el de la iglesia de Rapún quieren calificar los hechos como una simple gamberrada, "porque si lo llamamos así no le damos la verdadera importancia ya que se trata de un verdadero atentado al patrimonio", subraya.

Amigos del Serrablo cumple este año su 50 aniversario trabajando por salvaguardar el patrimonio. Impulsada en 1971 por Julio Gavín –fallecido hace 15 años-, su incansable labor ha permitido recuperar de la ruina una veintena de iglesias del Serrablo, todas especiales y singulares y situadas en la orilla izquierda del río Gállego. Además, han creado los museos de Ángel Orensanz y Artes de Serrablo y de Dibujo Julio Gavín Castillo de Larrés, además de publicaciones, exposiciones, misas de rito mozárabe, cursos de dibujo o salones fotográficos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión