Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

rescates de montaña

Rescatan en Panticosa a un escalador en medio de una tormenta de granizo y rayos

La Guardia Civil realizó otro complicado auxilio nocturno en Benasque que duró 10 horas para ayudar a una pareja enriscada en la cresta del Alba. 

Rescate de una pareja de montañeros enriscados en Benasque.

Tras un intenso fin de semana en el Pirineo, con 14 personas rescatadas, la Guardia Civil concluyó la jornada del domingo con dos complicadas operaciones de salvamento dificultadas por el mal tiempo y la caída a la noche que se prolongaron hasta las primeras luces del alba. En una de ellas resultó herido de gravedad un escalador que se encontraba realizando un rapel en el pico Forato  de Panticosa al desprenderse la piedra a la que estaba asegurado y caer al vacío unos 60 metros. Sus compañeros lo perdieron de vista pero podían escuchar sus gritos de auxilio, por lo que dieron aviso a emergencias.

El helicóptero con base en Huesca dejó en el lugar a especialistas del equipo de Panticosa y una médico del 061, pero la maniobra no fue fácil por el estado de la roca, la inclinación del terreno y el viento reinante. Había que acceder hasta una pequeña repisa inclinada donde había ido a parar el escalador mientras iban cayendo piedras por la roca descompuesta

Según ha explicado la Guardia Civil, la médico consiguió estabilizar al herido e inmovilizarle un brazo y una pierna, pero perdió la conciencia. Con la camilla lo descolgaron unos 10 metros a un lugar más seguro. En ese instante se desencadenó una fuerte tormenta e viento, granizo y rayos, hasta el punto de que hubo que cubrir al herido para evitar que le dañasen las piedras que constantemente caían arrastradas por el viento. Finalmente, al cesar la tormenta, el helicóptero pudo acudir a la zona y los pilotos consiguieron extraer la camilla en medio de un fuerte viento racheado. En Panticosa esperaba una ambulancia para evacuar al herido, un vecino de Barcelona de 56 años, que fue trasladado por tierra al Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Un rescate de 10 horas durante la noche

La misma tarde del domingo, en Benasque, los agentes del Greim atendieron otro complicado rescate en la zona del pico del Alba. Un hombre y una mujer de 26 y 46 años, vecinos de Alicante, se habían quedado enriscados y pedían ayuda. Unos montañeros que transitaban por allí escucharon los gritos y dieron aviso.

Era a última hora del día. Dadas las malas condiciones meteorológicas y la proximidad del ocaso no se podía hacer uso del helicóptero, pero el grupo de rescate de Benasque decidió emprender el auxilio a pie puesto que tras la fuerte tormenta que había caído en la zona temía por el estado de los enriscados.  

Más de tres horas les llevó llegar a la base de la pared. Pudieron establecer contacto visual con las luces frontales de los montañeros, comunicándose a voces con ellos y confirmando que se encontraban ilesos, aunque con hipotermia. Escalaron unos 200 metros por un terreno descompuesto y abrupto y mediante un rapel lograron acceder hasta ellos. 

Ya de madrugada empezaron a descender con la pareja hasta un lugar seguro donde pudiera recogerlos el helicóptero, dado que había fuertes rachas de viento. Tras tres intentos de aproximación de la aeronave, por fin consiguió realizar un apoyo y rápidamente se introdujo a los rescatados en la aeronave. Llegaron a la helisuperficie de Benasque a las 8.30, diez horas después de haberse iniciado el operativo de salvamento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión