Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El Justicia pide a Educación que valore impartir clases fuera del colegio Víctor Mendoza de Binéfar por su elevada ratio

Las familias denunciaron a principio de curso la situación "límite" de sexto de Primaria.

Imagen de archivo del colegio público Víctor Mendoza de Binéfar.
Imagen de archivo del colegio público Víctor Mendoza de Binéfar.
CEIP Víctor Mendoza

El Justicia de Aragón ha sugerido al departamento de Educación, Cultura y Deporte que valore la posibilidad de que algunas clases del colegio público Víctor Mendoza de Binéfar puedan impartirse en el futuro en espacios alternativos de la ciudad para disminuir la presión de la ratio de alumnos en el centro educativo.

La institución recibió una queja el 21 de octubre de 2020 en la que algunos padres de alumnos en 6º de Primaria denunciaban que tenían "la ratio más alta de la provincia" en un año caracterizado y condicionado por la pandemia y los problemas de espacio de un centro con más de 600 estudiantes. "Esta situación ha llegado al límite en sexto, curso con el mayor número de alumnos por aula. Sin embargo, dada la situación actual provocada por la pandemia de covid-19, otros cursos se encuentran en la misma situación", alertaban, lo que provocaba, según las familias, que no se podían mantener las medidas de distancia y seguridad que los protocolos de Sanidad establecían "poniendo en riesgo la seguridad de los menores". 

Por ello, solicitaban desdobles o que se habilitaran en plazas en otros colegios de la ciudad de Binéfar ya que aseguraban que los otros dos centros de Infantil y Primaria (Katia Acín, también público, y el Virgen del Romeral, concertado) tenían un menor número de alumnos y una ratio más baja.

El Justicia de Aragón admitió a trámite la queja y envió un escrito al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, para recabar información acerca del plan de contingencia en el CEIP Víctor Mendoza, y sobre la posibilidad de desdoblar aulas en este colegio o bien, en su defecto, habilitar aulas en los centros de la localidad donde hubiera más espacio para dar cabida a los alumnos de éste de forma extraordinaria durante el presente curso escolar 2020/2021. Pese a que se reiteró la solicitud en dos ocasiones más, no ha obtenido respuesta, hecho que censuran desde la institución.

En su recomendación, sostiene que el comienzo del curso escolar en septiembre de 2020 marcado por la alarma sanitaria obligó a que los centros educativos elaborasen planes de contingencia para proceder en una situación de crisis sanitaria "sin precedentes", y a que la Administración educativa concretara medidas que realmente resultasen "efectivas" para que el desarrollo del curso con las máximas garantías.

Destaca al respecto que los centros educativos son espacios cerrados en los que se concentra un elevado número de personas durante muchas horas seguidas; y este hecho, se tengan o no las ventanas abiertas o las puertas de las aulas, obliga a poner la "máxima atención" en las medidas que desde el Departamento de Educación deben ser adoptadas, "y que exceden de la capacidad de decisión de un determinado centro educativo y que aparecen recogidas en su plan de contingencia porque tratan de proporciones –la ratio- alumnos por aula, los metros de separación entre alumnado, el volumen de aire de los espacios, la práctica de algunas actividades curriculares...".

Para el Justicia, la puesta en práctica de las actuaciones previstas en los planes de contingencia ha resultado "ciertamente complicada" teniendo en cuenta las posibilidades materiales y logísticas de muchos centros educativos, la edad de los inmuebles donde se ubican colegios e institutos, la escasez de espacios en los mismos y la insuficiencia de personal. "Los pocos medios económicos con que cuentan los centros, son, entre otros, el factor que ha convertido en utopía la orden de distanciamiento social exigido por las autoridades sanitarias, especialmente en el CEIP Víctor Mendóza que es, a decir de los padres que ponen la queja, el que cuenta con la mayor proporción en el número de alumnos por aula de la localidad", subraya. 

El Justicia hace hincapié en que la disminución de alumnos se ha demostrado una medida "muy efectiva" para que pueda mantenerse la distancia de seguridad, la multiplicación de espacios para dar clase y el escaso uso de los espacios comunes de tránsito donde la mezcla de alumnos es muy grande. "Cuanto mayor es el centro escolar, más difícil resulta mantener espacios estanco, y el flujo de alumnos de un curso a otro por espacios potencialmente contaminados es grande, por lo que crece exponencialmente la posibilidad de contagio", advierte.

Por todo ello, desde esta institución piden valorar la propuesta ciudadana y sugieren al Departamento que localice ubicaciones alternativas para impartir algunas clases del CEIP Víctor Mendoza en la ciudad de Binéfar, o bien en otros espacios educativos, o en locales de titularidad pública. "Todo ello, valorando el hecho de que este curso ha sido gravoso crematísticamente hablando para el Departamento, bien por la cobertura de las bajas del profesorado, bien por la transformación en aularios de espacios tradicionalmente destinados a usos que no tienen que ver con las clases tradicionales, como son los laboratorios, pasillos y comedores", reconoce.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión