Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Guardia Civil también baraja cerrar la unidad de rescate de Tarazona y trasladar la de Mora de Rubielos

La Comarca del Alto Gállego convoca a los alcaldes para mostrar su oposición a la eliminación del Ereim de Panticosa. 

Rescate en el Moncayo
Rescate en el Moncayo por parte del equipo de Tarazona
Guardia Civil

El Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (Ereim) de Panticosa no es el único amenazado por los planes de reestructuración que está estudiando la Guardia Civil. La reorganización de las unidades de élite del socorro alpino de todo el país podría tener consecuencias negativas también para los de Tarazona y Mora de Rubielos. En el primer caso, se baraja el cierre y en el segundo, un traslado a la cabecera de la Comandancia, en la ciudad de Teruel.

Son los tres equipos más pequeños desplegados en Aragón, donde el mapa se completa con el Sereim de Huesca y Jaca y el Greim de Benasque y Boltaña, dotados con más efectivos. Los tres aparecen mencionados en el informe interno elaborado por la Jefatura de Montaña, con sede en Jaca, de cara a posibles cambios.  

Tarazona y Mora atienden sobre todo el Moncayo y las sierras turolenses, respectivamente, con menos actividad que los grupos del Pirineo. Los componentes de estas unidades ya han recibido comunicación de los mandos respecto a su futuro, según ha explicado Juan Carlos Aznar, coordinador en Aragón de la Asociación Española de Guardias Civiles. En el caso de Tarazona, con seis agentes, se les anunció hace unos días el posible cierre, todavía sin fecha. Al parecer sería en una tercera fase del plan. En Teruel, la alternativa es llevar a los dos guardias de Mora de Rubielos a la capital. Esta reestructuración, de llevarse a efecto, dejaría a la provincia de Zaragoza sin especialistas y en caso de un rescate, se debería cubrir desde las otras dos.

Aunque la Guardia Civil asegura que se trata de un estudio interno "en fase preliminar", sin ninguna decisión tomada, ya se están ofreciendo a los componentes opciones de traslados preferentes, eso sí, con pocas alternativas de permanecer en la especialidad de montaña.

Las unidades de Teruel y Zaragoza tienen poca actividad. Mora realizó el año pasado siete rescates, y Tarazona, seis. Pero Panticosa, pese a tener solo siete agentes y ser el más pequeño de los cinco desplegados en Huesca, ha llevado a cabo 261 salvamentos en los últimos cuatro años, un 16% del total: 48 en 2017, 77 en 2018, 65 en 2019 y 71 en 2020.

La amenaza de cierre ha provocado una cascada de reacciones, empezando por las instituciones locales. La Comarca del Alto Gállego anunció este viernes la convocatoria de la comisión de alcaldes para el próximo lunes. Su presidenta, Lourdes Arruebo, no entiende las razones, "por los años que llevan (40), el número de efectivos, los rescates realizados y la profesionalidad e integración en el territorio de los agentes". Y más con la creciente afluencia de visitantes a la montaña y consecuentemente el aumento de accidentes. "Ellos están a pie de montaña y la cercanía facilita la respuesta en las intervenciones", señaló.

"Ni entiendo ni le veo sentido a la propuesta de cierre de un servicio con tanta actividad", declaró, recordando que realizan más intervenciones que la unidad de Jaca, la que en principio se reforzaría por el recorte de Panticosa. También lo ha criticado el alcalde de Sallent de Gállego, Jesús Gericó: "Una vez más se trata de restar servicios al medio rural para centralizar".

Y a estas voces críticas se ha unido la del presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo, Javier Franco. El valle de Tena, ha dicho, "es una zona de mucha actividad montañera de todo tipo y bastante abrupta, y un gran destino turístico", incidiendo en que el mapa actual del rescate aragonés "funciona" y las unidades son cada vez más necesarias. "Cuando interviene el helicóptero el traslado de un sitio a otro en muy fácil, pero en una intervención a pie puede costar más tiempo y en estos casos el tiempo es un elemento fundamental. De Jaca a Panticosa hay más de media hora de trayecto". Además, insiste en que "cada día hay más afluencia de personas al medio natural y reducir medios de rescate es una mala noticia".

La contestación viene también de los partidos políticos. El grupo popular en la Diputación de Huesca formalizará una moción en apoyo de su permanencia. "Las noticias sobre su desaparición exigen una respuesta no menos decidida y urgente que el servicio que viene prestando en el valle de Tena", señalan los populares. Propone el mantenimiento del equipo en el cuartel de Panticosa, "por las especiales dificultades de la zona, la gran actividad montañera y el número de operaciones anuales que realiza". 

El PP no pone en duda que, como afirma la Guardia Civil, se trate de un estudio preliminar, "pero precisamente por eso la reivindicación debe ser clara y potente". En ese sentido, plantea elevarla a la Dirección General de la Guardia Civil y a la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, entre otras instancias.

En el mismo sentido, el PAR entiende que “se redacten informes y propuestas internas con la voluntad de ganar en eficiencia de ese servicio, pero las decisiones finales tienen que sopesar otros factores que claramente, desaconsejan el desmantelamiento del equipo. La proximidad que reduce el tiempo de reacción y la permanente disposición a acudir, incluso cuando los helicópteros no pueden volar, son valores incuestionables. Su constatada eficacia, también”.

Por su parte, la Delegación del Gobierno en Aragón ha insistido en que se trata de un informe técnico que no tiene en cuenta otros factores. "No hay una decisión politica, es solo un estudio operativo del servicio".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión