Huesca
Suscríbete por 1€

Nuevo intento de erradicar el chabolismo en el poblado de Loma Verde en Huesca

El Gobierno de Aragón concede 80.000 euros al Ayuntamiento oscense para la adecuación de viviendas municipales que sirvan para el realojamiento progresivo de las familias del asentamiento del Camino de Jara

EL alcalde de Huesca (d) y el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, intercambian los documentos del convenio tras la firma del convenio
E alcalde de Huesca (d) y el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, intercambian los documentos del convenio tras la firma del convenio
Rafael Gobantes

Huesca reemprende de nuevo el propósito de erradicar el chabolismo en la ciudad, donde el poblado de Loma Verde, en el camino de Jara, es el último exponente, tras el derribo del asentamiento del cerro de las Mártires  en 2012 y del de Apiés en 2002. El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda han firmado este martes un convenio con el Ayuntamiento de la capital oscense para avanzar en el derribo y saneamiento de las chabolas que existen en el camino de Jara y en la adecuación y mejora de las viviendas municipales en las que se irán realojando a familias que viven en este enclave. No obstante, no se ha establecido un calendario con plazos porque "es un proceso progresivo y paulatino", según ha indicado el alcalde, Luis Felipe.   

El  Gobierno de Aragón destinará 80.000 euros este año para colaborar con el proceso de integración social y con el derribo de las viviendas del asentamiento que queden vacías. El proyecto de Loma Verde se inició en 2002, con el traslado a esta zona de las ocho familias gitanas que vivían en el camino de Apiés. 

El poblado nació con carácter provisional para erradicar el chabolismo mediante la integración laboral y social, pero casi 20 años después no se ha conseguido. Al contrario, los cinco módulos con nueve viviendas iniciales se han indo incrementado con otras construcciones, habitadas por nuevas familias que se han formado en el propio asentamiento. En estos momentos viven aquí entre 70 y 80 personas. Prácticamente la mitad de ellas son menores de edad. 

El consejero, José Luis Soro, ha destacado que el convenio "pone de manifiesto el compromiso de ambas instituciones con el derecho a una vivienda de toda la ciudadanía, que es un derecho básico para el acceso a otros servicios". "El trabajo realizado en Huesca ha permitido ya conseguir avances, como la erradicación de asentamientos" y ha añadido que “ahora es necesario continuar con la intervención, dando acompañamiento y apoyo educativo, y plantearse nuevos objetivos", ha añadido el consejero.

Poblado de chabolas en el camino de Jara, en Huesca.
Poblado de chabolas en el camino de Jara, en Huesca.
Rafael Gobantes

Por su parte, el alcalde de Huesca ha señalado que el objetivo final será la erradicación del poblado chabolista y ha recordado que no es un trabajo inmediato sino progresivo que se realiza a través de los Servicios Sociales y con cada familia. El alcalde ha explicado que en los últimos años se ha trabajado en esta línea y que este convenio sirve para seguir avanzando. "Hay que hacer una intervención integral con las familias para que se puedan adaptar a la vida en el núcleo urbano y en otra tipología de vivienda, trabajo con la comunidad de vecinos, acompañamiento para la integración en el centro escolar, integración en el sistema de Salud...", ha indicado Luis Felipe.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión