Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La Policía Nacional y Guardia Civil exigen ya una PCR negativa a los turistas que cruzan desde Francia a Aragón

Algunos conductores han tenido que darse la vuelta este martes en el puerto de Somport al carecer de la prueba. 

La Policía Nacional y la Guardia Civil han comenzado este martes a pedir una PCR negativa fechada en menos de 72 horas a todos los viajeros procedentes de Francia que atraviesen por carretera cualquiera de los cuatro pasos fronterizos de Aragón: túnel y puerto de Somport (N-330 y N-330a), túnel de Bielsa (A-138) y Portalet (A-136). La multa mínima por incumplir este requisito puede llegar a 3.000 euros y en caso de producir un riesgo o un daño muy grave para la salud de la población podría alcanzar los 600.000.

España impone de esta forma una medida recíproca a la que ya estableció Francia el pasado 31 de enero. No obstante, tanto para cruzar a un lado como al otro, están exentos los transportistas, los trabajadores fronterizos y los residentes de zonas ubicadas en un radio de 30 kilómetros de la frontera. Además, las autoridades galas eximen a los niños menores de 11 años y las españolas, de 6.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca dejan claro que no se ha establecido un operativo especial sino que se requerirá esta PCR en los mismos controles de movilidad que se estaban realizando hasta ahora por el confinamiento regional.

Este martes, agentes de la Policía Nacional han vigilado el acceso a España por el túnel y el puerto de Somport. En el primero, los pocos conductores que han cruzado la frontera llevaban la PCR pero en el segundo, algunos han tenido que darse la vuelta al carecer de ella. Los operativos no durarán las 24 horas y los siete días de las semana sino que serán aleatorios.

Desplome del turismo francés

El tránsito de turistas franceses hacia la provincia de Huesca por carretera ha caído drásticamente en los últimos meses. En este comienzo de año, por ejemplo, la circulación por los túneles de Somport y de Bielsa se ha reducido un 60 y un 80% respectivamente en comparación con las mismas fechas de 2020, cuando no había estallado la pandemia. Además, a lo largo de todo el año pasado, los pasos fronterizos de Huesca registraron el paso de 425.000 vehículos menos, un 35%, al pasar de 919.154 a 1.343.634.

Esta escasa afluencia de visitantes franceses también se ha dejado notar en las oficinas de turismo. En Jaca, por ejemplo, solo contabilizaron cuatro consultas de turistas del país vecino en febrero cuando en agosto del año pasado, por ejemplo, llegaron a registrar casi 450 y eso que no fue un buen verano. Mientras, en Aínsa, un destino que también cuenta con muchos visitantes franceses, han recibido solo 25 consultas este mes de marzo. No obstante, en los últimos días sí han contestado llamadas sobre los nuevos requisitos para entrar en España o sobre los lugares para hacerse una PCR. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión