Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

"La panadería de Lanave ha puesto el sabor a nuestros viajes al Pirineo"

La noticia del traspaso se ha conocido a raíz de las redes sociales, y muchos lamentan este cierre -todavía sin fecha-, ya que el establecimiento ha formado parte de las vidas y viajes hacia el Pirineo de muchos aragoneses.

Filas en la panadería de Lanave
Filas en la panadería de Lanave
Laura Zamboraín

La afluencia de clientes a la panadería de Lanave sigue siendo constante, sobre todo después de que se conozca que sus propietarios la traspasan por jubilación. Las colas ante la puerta ya se han convertido en habituales, más aún estos días de Semana Santa, ya que el flujo de turistas hacia el Pirineo es mayor. Es por ello que Miguel Ángel Andreu y Yolanda Alonso, así como sus empleados, no dan abasto de trabajo estos días. 

Los clientes habituales y los que suelen parar a comprar en este pequeño núcleo de la Comarca Alto Gállego saben que tendrán que hacer fila y están acostumbrados. La noticia del traspaso se ha conocido a raíz de las redes sociales, y muchos lamentan este cierre -todavía sin fecha-, ya que esta panadería ha formado parte de sus vidas y de sus viajes hacia el Pirineo. Porque esta es una “parada obligada”.

“Voy a notar mucho el cierre de la panadería, porque vengo desde antes de estar con mi marido, y ya llevamos 18 años juntos”, explica Yolanda Ortiz, de Zaragoza, justo antes de entrar a comprar productos tradicionales. Esta clienta habitual va a sentir mucho el cierre o cambio de dueños, ya que este establecimiento “ha formado parte de mi vida, porque en todos los viajes paramos a comprar". "Solo tengo palabras de agradecimiento hacia los propietarios”, añade. De hecho, esta zaragozana quiere escribirles una carta para mostrar esa gratitud y el buen trato “que siempre han tenido con nosotros”. 

La parada es obligatoria en sus viajes hacia la montaña, pero también ha habido veces que han acudido de propio. “Una vez fuimos a Saravillo y antes vinimos a comprar a Lanave”, recuerda. Los productos de esta panadería han sido “los que le han dado el sabor a nuestros viajes a la montaña”. De entre todo lo que elaboran destaca, entre otros, la torta de manzana y las napolitanas de dos chocolates, “que no se encuentran en ningún otro lugar”.

Filas en la panadería de Lanave
Filas en la panadería de Lanave
Laura Zamboraín

Raúl, también de Zaragoza, es otro de los clientes fijos que aprovecha los viajes para parar a comprar. “Vimos en HERALDO que los propietarios traspasan la panadería por jubilación y la parada hoy era fija, porque no sabemos si la próxima vez que volvamos seguirá abierta”, subraya mientras espera en la fila para entrar. Además “hacía dos años que no veníamos por esta zona, y en este viaje paramos el viernes y hoy, antes de volver a Zaragoza”.

Mari Carmen Cruz, de Zaragoza, también lleva “casi toda la vida” parando en este punto, situado junto a la N-330. “Es ya una tradición pasar por aquí y parar a comprar”, señala.

El alcalde pedáneo de Lanave, Rodolfo Pañar, ha subrayado que este negocio no solo da vida a este pequeño núcleo del Alto Gállego, “sino a toda la zona”, ya que es “mucha la gente que hace un alto en el camino para comprar dese hace tiempo”. La pena es que “se pierde un servicio, pero los años pasan para todos y ya llevaban tiempo pensando en traspasar la panadería por jubilación”. El paso de la autovía por esa zona, aunque ese tramo todavía no está construido, también supondrá un perjuicio para este negocio, al igual que ha ocurrido con otros ubicados en zonas de paso como esta. “Las autovías perjudican a todos estos negocios que están en las carreteras”, añade el alcalde, aunque reconoce no saber cuando estará finalizado este tramo entre el puerto de Monrepós y Sabiñánigo.

La panadería de Lanave abrió sus puertas en 1987, de la mano de Miguel Ángel Andreu. Entre sus productos más vendidos se encuentran las tortas de miel, las mini trenzas de Huesca y los dobladillos o las empanadas de ángel. Aunque sin duda lo más vendido sigue siendo el pan, la torta de manzana y los empanadicos. A estos productos tradicionales se han sumado otras más actuales, como las pizzas variadas o los ‘preñaos’ de longaniza de Graus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión