Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Crean una plataforma contra los grandes parques solares en Alto Gállego y Jacetania

Exigen a los ayuntamientos de Jaca y Sabiñánigo regular su instalación fijando perímetros de varios kilómetros de distancia con las núcleos y entre las propios parques. Aseguran que hay proyectos que ocuparían 600 ha.

Parque solar que permitirá abaratar el gasto de energía de los regadíos modernizados.
Imagen de archivo de un parque solar. 
Gobierno de Aragón

La nueva Plataforma en defensa del Alto Gállego y la Jacetania ante grandes parques solares ha solicitado a los ayuntamientos de Sabiñánigo y Jaca que regulen este tipo de explotaciones "para proteger nuestras comarcas de las amenazas a nuestra economía, paisaje y rica biodiversidad". Para ello, proponen establecer un perímetro de varios kilómetros dentro del cual se impida su instalación y también distancias de exclusión de varios kilómetros entre los mismos parques. "Queremos seguir viviendo aquí, mantener la vida de nuestros pueblos y asegurar que nuestros hijos también tengan la oportunidad de poderlo hacer", reivindican.

Para esta plataforma, el camino de la transición energética hacia las energías renovables siempre debe ser "sostenible y ordenado, sin generar afecciones negativas e irreversibles en el territorio". Y apuestan sobre todo por incentivos de las administraciones locales y autonómicas para la implantación del autoconsumo.

Aseguran que las megainstalaciones solares que se están proyectando en las comarcas del Alto Gállego y la Jacetania ocuparían una superficie de casi 600 hectáreas de cultivo, superficie similar a 840 campos de futbol, convirtiéndolas en la segunda superficie de placas fotovoltaicas más grande de Aragón y entre las cinco más grandes de España. Dichas instalaciones solares se concentrarían en un radio de menos de 10 kilómetros, aseguran. Y a ello hay que sumar, añaden, el impacto de las correspondientes líneas de alta tensión para evacuar la electricidad hasta las localidades de Biescas y Sabiñánigo. Paralelamente, también se han iniciado trámites en otras localidades de estas mismas comarcas, que amenazan con implantar otros proyectos similares.

Para los miembros de esta plataforma, estos proyectos carecen de valor añadido para el territorio, "dado que no generan riqueza, ni puestos de trabajo que logren asentar población en la zona, tan necesitada de habitantes, y a su vez, tan frágiles económica y ambientalmente".

Este modelo energético, advierten, inundaría con paneles solares fotovoltaicos, estructuras metálicas, y líneas de alta tensión, las zonas más fértiles de cultivo. Este hecho, a su juicio,  generaría un "efecto devastador" en el sector primario, poniendo en peligro la continuidad de grupos básicos como cooperativas agrarias, ADS ganaderas…; y en el sector turístico, "la magnífica carta de presentación a las puertas del Pirineo". Y también creen que se hipotecaría el futuro de estos pequeños pueblos de montaña de la España vacía "perdiendo capacidad de atracción a nuevas familias que buscan un futuro mejor para sus hijos, lejos de los grandes núcleos de población".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión