Despliega el menú
Huesca

huesca

El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra visitará el nuevo cuartel de Huesca

El general Francisco Javier Varela Salas presentará el próximo lunes 22 de febrero el nuevo acuartelamiento, donde el Ministerio de Defensa ha invertido 15 millones de euros para su reapertura.

El cuartel general de la División Castillejos ya está operativo en Huesca.
El cuartel general de la División Castillejos ya está operativo en Huesca.
Rafael Gobantes

El general Francisco Javier Varela Salas, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, presidirá el próximo lunes, 22 de febrero, el acto de presentación oficial del Cuartel General de la División Castillejos en el Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, al que se van a incorporar un total de 700 militares. Estará acompañado por autoridades civiles y militares. 

La División Castillejos inicia así oficialmente su andadura en el marco de la transformación emprendida por el Ejército de Tierra con el horizonte en 2035, dentro del concepto de “organización orientada a la misión”. Esta facilita la transición de estructuras orgánicas, dependientes del Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), a estructuras operativas, bajo el mando del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).

En esta nueva etapa, la nueva División Castillejos generará y adiestrará las Brigadas de Combate atribuidas a los diferentes compromisos en el ámbito nacional e internacional: Aragón I (Zaragoza), Legión (Almería), Galicia VII (Pontevedra), Guzmán el Bueno X (Córdoba), Extremadura XI (Badajoz) y Guadarrama XII. El Cuartel General de Huesca dispone de capacidad para desplegar, planear, conducir y realizar el seguimiento de operaciones. Encuadra bajo su mando unos 20.000 militares.

El acto de presentación tendrá lugar en el acuartelamiento Sancho Ramírez, en cuyas instalaciones se han venido acometiendo acciones para su renovación y ampliación a lo largo de los dos últimos años, incluida una residencia militar y una guardería en fase muy avanzada, gracias al impulso del Ministerio de Defensa y a la  colaboración de las autoridades locales, provinciales y autonómicas. "Entre todos se ha contribuido a materializar la renovada presencia del Ejército de Tierra en Huesca", destacan.

El Sancho Ramírez se reabrió en enero de 2018 con la llegada de una Unidad de Servicios del Acuartelamiento (USAC), que realizó la limpieza y las primeras reparaciones. Defensa ha invertido 15 millones de euros para adecuar las instalaciones, ampliadas con 8 hectáreas que ha aportado el Ayuntamiento de Huesca.

Etiquetas
Comentarios