Despliega el menú
Huesca

Llegan al cuartel Sancho Ramírez de Huesca otros 200 militares de Madrid con sus familias

El Batallón de Transmisiones II/1 pretende culminar su traslado antes de que finalice este año, según lo establecido en el calendario previsto.

El cuartel Sancho Ramírez de Huesca
El cuartel Sancho Ramírez de Huesca
HA.

El Batallón de Transmisiones II/1 (BT II/1) perteneciente al Regimiento de Transmisiones 1 (RT1) del Mando de Transmisiones (Matrans) continúa llevando a cabo el planeamiento previsto de traslado al acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, donde a finales de junio desembarcaron ya 300 militares de los alrededor de 700 que conforman el cuartel general de la División Castillejos.

Para este nuevo desplazamiento son más de 200 los militares que tienen previsto su traslado a Huesca, algunos de ellos con sus familias. El contingente se incrementará en los meses posteriores, según informaron ayer desde el propio regimiento de Transmisiones, todavía ubicado en cuartel Teniente Muñoz Castellanos de Madrid.

La llegada de este nuevo grupo se producirá tras el asentamiento en el Sacho Ramírez de una Unidad de Servicios del Acuartelamiento, del Cuartel General (USAC) y del Batallón de Cuartel General de la División Castillejos. El traslado del Batallón de Transmisiones se completará en el último trimestre para finalizar toda la mudanza castrense a finales de este año o principio del que viene.

Desde el propio regimiento señalaron este viernes que el traslado de una unidad militar supone "un reto logístico", ya que es numeroso el material y vehículos que hay que mover. Asimismo, destacaron que también es un desafío de funcionamiento, ya que las capacidades operativas del Batallón de Transmisiones deben mantenerse permanentemente.

Pero sobre todo incidieron en que es una apuesta "a nivel personal", ya que muchos de los militares que han elegido venir a Huesca se traen a sus familias. "Los militares vamos allí donde se nos requiere, circunstancia que la Unidad afronta con enorme ilusión, siendo una oportunidad más de destino para todos aquellos militares de Aragón y de Huesca en particular, que es un lugar idóneo donde poder formar un hogar y quizás donde crezcan muchos de los hijos de los componentes del BT II/1", apuntaban en la comunicación.

La capital oscense acogerá uno de los batallones más jóvenes del Ejército, ya que fue constituido como tal en 2016. Es heredero de la historia y tradiciones del Regimiento de Transmisiones 2 y de la Unidad de Transmisiones de la Fuerza de Acción Rápida (Utfar), esta última unidad creada para ser un instrumento ágil y flexible, capaz de dar una primera respuesta en aquellas situaciones de crisis o conflicto.

El personal de este Batallón "está altamente cualificado y cuenta con material tecnológicamente avanzado", resaltan en el comunicado. Una muestra de ello es la continua presencia de mujeres y hombres del mismo en las diversas misiones internacionales donde están desplegadas nuestras Fuerzas Armadas.

Por otra parte, el Ejército recuerda que entre las 3.500 plazas para acceso a militar de tropa y marinería que el Ministerio de Defensa ha publicado recientemente, 34 de las del Regimiento de Transmisiones 1 son con el compromiso de traslado previsto a Huesca para enero de 2021.

Escuela de Jaca

Por otra parte, el teniente coronel Miguel Ángel Soto tomó ayer el mando como subdirector y jefe de estudios de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales. Ha estado toda su vida ligado a las Unidades de Montaña, en los Regimientos de Cazadores de Montaña América 66 (Pamplona), Galicia 64 (Jaca), en el Cuartel General de la desaparecida Jefatura de Tropas de Montaña (Jaca) y como profesor en la Emmoa de la cual ahora será jefe de estudios.

Etiquetas
Comentarios