Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los desempleados del sector de la nieve empiezan a "respirar" con el plan Remonta

Canfranc y Villanúa han sido los primeros ayuntamientos del Pirineo en formalizar contratos a parados.

Adrián Ionut, Iván Segura y Merche Piedrafita trabajan desde ayer con la brigada de Canfranc.
Adrián Ionut, Iván Segura y Merche Piedrafita trabajan desde ayer con la brigada de Canfranc.
Laura Zamboraín

El plan Remonta para desempleados del sector de la nieve comienza a dar frutos. Villanúa y Canfranc han sido las primeras localidades del Pirineo en formalizar contratos a estos parados que, tras varios meses sin ingresos y teniendo que tirar de ahorros, reciben por fin un "respiro". Los beneficiados aseguran empezar "contentos y con muchas ganas".

"Es bueno porque tenemos ingresos, alegría y para la cabeza es fundamental porque llevábamos mucho tiempo sin trabajar y han sido unos meses muy complicados", explicó Merche Piedrafita, que ayer comenzó a trabajar en la brigada de obras del Ayuntamiento de Canfranc. Llevaba parada desde octubre y su intención era volver a trabajar a Astún, como los inviernos anteriores. Pero, aunque la estación está abierta, las restricciones de movilidad obligaron a ajustar la plantilla. "Están trabajando los fijos y en algunos casos entraron fijos discontinuos, según la antigüedad, pero el resto nada", afirma. Así que ante el pésimo panorama, se apuntó al plan Remonta y ahora está feliz con el contrato, que aunque no cubre la jornada completa "es muy bienvenido", dijo.

También se incorporó ayer a la brigada Iván Segura, profesor de esquí que también se había quedado sin faena este año. Lleva sin trabajar desde agosto "y este invierno no hay nada que rascar, así que esto nos ha venido muy bien, es un gran respaldo que nos permite aguantar la situación".

Mientras, Ana Debuén ha cambiado la hostelería -trabajaba de jefa de sala en una cafetería de Astún- por las oficinas del Ayuntamiento. "Esto nos ha venido de perlas, porque en mi caso no trabajo desde agosto y al final hay que tirar de ahorros", señaló. Además de tener un sueldo, se recicla "porque tengo conocimiento de la materia, pero lo tenía algo olvidado". En su primer día reconoció haber sentido nervios, pero también estaba "muy contenta porque se recupera una rutina de trabajo que antes se había perdido". Y es que hasta ahora le ha resultado "imposible" encontrar otro empleo. "La situación del valle del Aragón es muy complicada y muy poca gente ha encontrado trabajo en otra cosa".

Canfranc ha contratado en una primera tanda a 17 personas y en marzo se incorporarán otras tantas. Trabajarán cinco horas al día durante tres meses, lo que permitirá ampliar horarios del polideportivo o la biblioteca o hacer labores de mantenimiento en montes, edificios y calles, como señala el alcalde, Fernando Sánchez.

En Villanúa ya comenzaron cuatro personas a trabajar en tareas administrativas la semana pasada, ayer se sumaron 10 y la semana que viene lo harán otras tantas hasta llegar a las 28 que cumplen los requisitos del plan. Los contratos son de seis horas diarias, de 9.00 a 15.00, explica el alcalde, Luis Terrén, quien valora que "la gente está muy contenta y han empezado con muchas ganas". Entre las ofertas laborales está el acompañamiento a personas mayores y la creación de un blog de excursiones y senderos, aparte de trabajos de limpieza, mantenimiento...

150 candidatos en Benasque

En el resto de ayuntamientos, los trámites van un poco más despacio. En Benasque, por ejemplo, se acaba de cerrar el censo con más de 150 candidatos y ahora están validando la documentación. En principio, barajan ofertar unas 30 plazas a jornada completa en distintos puestos, en su mayoría de mantenimiento, limpieza y arreglo de caminos e infraestructuras. El objetivo que se han marcado, según el teniente de alcalde, Isaac Sanromá, es formalizar los contratos el 1 de marzo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión