Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca

Patrimonio permite en el Seminario de Huesca derribos bajo control arqueológico

Resuelve que la intervención urbanística debe compatibilizar la conservación de los hallazgos, tras su valoración. 

Fachada hacia la calle Desengaño de unos de los edificios modernos del Seminario de Huesca.
Fachada hacia la calle Desengaño de unos de los edificios modernos del Seminario de Huesca.
Rafael Gobantes

La Dirección General de Patrimonio Cultural ha dado el visto bueno a los derribos en el recinto del antiguo Seminario de Huesca siempre y cuando, mediante la supervisión arqueológica permanente de la ejecución del proyecto, se lleve a cabo "un estudio exhaustivo de las construcciones conservadas". Esta autorización permitirá al Ayuntamiento finalizar el proyecto de adecuación y saneamiento del conjunto, en el centro histórico, que contempla la demolición de algunos edificios.

Con una superficie de casi 16.000 m2 (9.500 m2 construidos) el Seminario lleva 20 años en desuso y tiene varias zonas protegidas. La iglesia de la Santa Cruz está catalogada como BIC y las fachadas a las plazas General Alsina y Universidad así como el pórtico del segundo patio interior tienen protección patrimonial. 

La resolución de Patrimonio se ha emitido hace tres semanas, tras analizar dos estudios realizados hace varios meses y encargados para valorar mediante sondeos la importancia de los restos arqueológicos que se sabe que existen por los hallazgos en el recinto durante los últimos 30 años. El primero de estos informes fue encargado por el Ayuntamiento de Huesca. Los resultados, tras 21 sondeos en los muros de los edificios, no fueron los esperados. Más bien, resultaron "decepcionantes" debido a que el arqueólogo solo pudo descubrir una mínima parte de lo que guardan las paredes existentes.

Al no ser este concluyente, la Dirección General encargó otro estudio de carácter histórico-arqueológico. Tras analizar ambos, la directora general de Patrimonio Cultural, Marisancho Menjón, emitió una resolución en la que recoge la necesidad de realizar estudios más exhaustivos. Paradójicamente, para ello es necesario retirar los elementos que enmarcan los posibles restos.

Una amalgama de distintas épocas

Según el autor del segundo informe, el conjunto del Seminario es una amalgama de edificios de distintas épocas. "El actual complejo constructivo, con sus 14 edificios, cinco patios y 19 fachadas es un verdadero conjunto documental de gran entidad y valor histórico y patrimonial", afirma. A pesar del aspecto "tan moderno" podría "estar cuajado de restos murarios de, al menos, tres épocas medievales", añade. El experto plantea un estudio arqueológico en profundidad que requeriría, precisamente, desmantelar los muros, ya que la información está oculta en los revocos, forros y cubrimientos de las paredes más actuales.

La resolución de Patrimonio indica que la cuestión fundamental es "comprobar la existencia de restos arqueológicos de interés histórico o artístico en los elementos que son susceptibles de derribo según los planteamientos del proyecto urbanístico municipal". En este sentido, se apunta que la conclusión fundamental de este autor "es que el conjunto precisa de un estudio arqueológico en profundidad". 

La iglesia de la Santa Cruz está catalogada como BIC y la fachada también tiene protección.+
EdificiLa iglesia de la Santa Cruz está catalogada como BIC y la fachada también tiene protección.
Rafael Gobantes

Asimismo, Menjón apunta que es preciso compatibilizar la documentación y conservación de los restos del subsuelo y las paredes "con la necesaria renovación urbanística del área afectada". La retirada de los elementos no arqueológicos permitirá sacar a la luz otros restos constructivos que sí lo serán y que se valorarán por parte de la Dirección General.

Conservación íntegra

La plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca ha denunciado que el Ayuntamiento de Huesca oculta el informe arqueológico encargado y remitido por Patrimonio, "solicitado a Alberto Gómez y que cuestiona con rigor técnico el proyecto de derribo de los edificios del Seminario que rodean el patio interior, el más antiguo del conjunto". Este colectivo reitera su oposición al proyecto municipal y exige la conservación íntegra del conjunto monumental.

La plataforma manifiesta que el Ayuntamiento "no cumple con la Ley de Trasparencia ni con la participación ciudadana" y recuerda que en julio de 2020 todas las entidades patrimonialistas solicitaron la declaración de Monumento de Interés Local para el conjunto de construcciones que se pretende derribar, «sin haberse tramitado el requerimiento ni haber respondido a los solicitantes a pesar de su reiteración». 

Los responsables municipales rechazaron valorar estas críticas y solo indicaron que "se están coordinando y definiendo los usos y actuaciones en el Seminario entre la Universidad de Zaragoza, la Diputación Provincial de Huesca y el Ayuntamiento. "Los técnicos están ya trabajando en propuestas concretas", añadieron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión