Despliega el menú
Huesca

Las asociaciones empresariales del Pirineo consideran "insuficientes" las ayudas

Vuelven las protestas en la calle, con una manifestación en Benasque que ha reunido a más de 400 personas.

Movilización celebrada en Benasque en la tarde de este viernes.
Movilización celebrada en Benasque en la tarde de este viernes.
Heraldo

Las asociaciones empresariales y turísticas del Pirineo consideran "insuficientes" las ayudas anunciadas por la administración para afrontar la crisis del turismo motivada por las limitaciones a la movilidad y las restricciones impuestas por la pandemia. Este viernes, representantes de ocho entidades asociaciones empresariales turísticas se han reunido para establecer una estrategia común de cara de cara a encontrar soluciones para la grave situación que viven ya cientos de familias, empresarios y trabajadores. Han vuelto a reivindicar un plan de rescate urgente. 

En el encuentro han participado responsables de asociaciones de la Jacetania, Valle de Tena, Alto Gállego, Sobrarbe, Valle de Benasque y Guara, además de la de Turismo Deportivo de Aragón y la Provincial de Hostelería. 

"Las ayudas presentadas hasta la fecha son insuficientes para solventar las necesidades reales del sector empresarial de la montaña y la nieve, fuertemente golpeado y, el principal motor económico del territorio. Se debe garantizar la supervivencia de este tejido empresarial para poder mantener el Pirineo vivo", afirman.

La prioridad, dicen, es conseguir ayudas que permitan sobrevivir hasta que se restablezca la actividad turística, directamente ligada a la movilidad entre comunidades autónomas o a la flexibilización de las medidas.

Las movilizaciones en la calle se han retomado con la manifestación celebrada este viernes por la tarde en Benasque. Más de cuatrocientas personas han recorrido las principales calles reclamando la "imprescindible" puesta en marcha de propuestas que reactiven la economía del territorio pirenaico y ofrezca "una tabla de salvación" a las numerosas empresas que están a punto de echar el cierre definitivo, más allá del Plan Remonta de empleo, que, entienden, nace con vocación de paliar las necesidades más perentorias.

La manifestación se ha desarrollado sin incidentes (en Jaca acabó la semana pasada con un escrache al alcalde y dirigentes socialistas) y ha contado con el apoyo de numerosos vecinos que han salido a los balcones y ventanales para mostrar públicamente su solidaridad. Los concentrados han salido desde la plaza del Ayuntamiento benasqués y, tras recorrer las principales arterias de la localidad, han regresado al punto de partida, donde se ha leído un manifiesto reivindicativo que hacía incidencia en la necesidad de habilitar medidas económicas y de ayuda reales para el sector vinculado con el turismo –y por extensión con toda la economía dependiente- ante la negativa del departamento de Sanidad de flexibilizar las políticas de movilidad o de ampliación de los horarios de hostelería y servicios.

Junto a las gentes del valle de Benasque, personas llegadas desde el resto de Ribagorza, Jacetania o Sobrarbe han participado en esta concentración que ha tenido momentos muy emotivos como el de la sorpresiva interpretación a la gaita por parte de uno de los asistentes del característico y simbólico Ball de Benás, que ha hecho aparecer más de una lágrima entre la concurrencia.

"Estamos contentos con la respuesta a esta y a las anteriores convocatorias porque vamos viendo como la gente se va dando cuenta de que la situación nos afecta a todos", resumía al final de la manifestación Ainhoa, propietaria de un establecimiento de restauración en Villanova que, como otros muchos empresarios del territorio pirenaico, ven cómo sus negocios penden de un hilo ante los impedimentos para poder desarrollar su actividad.

Etiquetas
Comentarios