Aragón
Suscríbete por 1€

La cacerolada de Jaca a favor del sector de la nieve acaba con un escrache al alcalde y otros miembros del PSOE

Antes de que ocurriera esta polémica situación, los valles pirenaicos participaron este viernes en esta tercera cacerolada, y en la que volvieron a pedir un plan de rescate para el sector turístico de la nieve.

La cacerolada de este viernes en Jaca, en apoyo al sector de la nieve, acabó con un escrache al alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, a la concejal y diputada Olvido Moratinos y otros dirigentes del PSOE. Los socialistas acudieron a la protesta, convocada por tercera vez en la capital jacetana y, una vez finalizada, estos se iban a ir a sus domicilios. Pero finalmente se dirigieron al Palacio de Congresos, ya que fueron seguidos por un grupo de personas que habían participado en la cacerolada. 

Tras dar un rodeo al edificio municipal, el primer edil y el resto de miembros del PSOE, accedieron a su interior. Los manifestantes no pudieron entrar ya que en la puerta se toparon con miembros de la Policía Local y Nacional. Además del ruido de las cacerolas, algunos manifestantes pidieron la dimisión del alcalde.

Una situación “muy desagradable”, según apuntó Olvido Moratinos. “No es lógico que se focalicen las protestas con insultos y menosprecios, ni que se nos persiga hasta nuestras casas, cuando es un momento en el que necesitamos y unión y cohesión", ha añadido. Además ha asegurado que lleva toda la semana haciendo gestiones para intentar que mejore la situación.

Antes de que ocurriera esta polémica situación, los valles pirenaicos participaron este viernes en esta tercera cacerolada, y en la que volvieron a pedir un plan de rescate para el sector turístico de la nieve, ya que consideran que las ayudas concedidas hasta el momento no son suficientes. El ruido de las cacerolas y cencerros tomó la calle Mayor de Jaca, y estuvieron sonando casi una hora. En esta protesta estuvieron presentes hosteleros, comerciantes y empresarios del Valle del Aragón, Valle de Tena y Sobrarbe.

‘Las familias del Valle de Tena nos asfixiamos’, ‘No vaciéis el Pirineo’, ‘Plan de rescate ya’, ‘Si Aragón no abre, el Pirineo se cierra’ y otras pancartas alusivas al presidente del Gobierno de Aragón se pudieron leer en esta nueva protesta, que reunió a unas 300 personas.

“Si aquí arriba, en la montaña, hemos demostrado y aprendido a convivir con la pandemia, no es justo, que nos recorten los horarios, pues queremos trabajar y defender los puestos de trabajo”, apuntó Fran Ponce, propietario del restaurante La Cadiera de Jaca. Las ayudas que han recibido “no son suficientes para mantener las puertas abiertas”. Por eso piden a los diputados provinciales “que nos representéis de verdad, que trasladéis la realidad de esta tierra, defender nuestra identidad”.

“Somos hijos de una cultura ancestral, que el progreso ha dejado moribunda, que no nos acaben de enterrar y si de verdad nos gobiernan que nos ayuden, pues aunque somos una minoría, nosotros, los 35.000 montañeses tenemos un solo grito. ¡En el Pirineo Queremos Vivir”, concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión