Despliega el menú
Huesca

huesca

La consejera Broto pide a los trabajadores de las residencias que se vacunen "porque solo así conseguiremos una inmunidad"

Ha acudido a la residencia Ciudad de Huesca, donde 82 internos y 49 trabajadores han recibido este martes la segunda dosis. Todos los centros sanitarios del sector de Huesca completarán la vacunación esta semana.

"Quiero salir, volver a mi pueblo -Torralba de Aragón- y ver a los míos a mis nietos. Aquí estamos bien, pero tengo ganas de salir a pasear por Huesca y tomar un cortado con los conocidos y estar al aire libre… Que se vaya la covid ya, que ya es hora”. Esta es la esperanza que tiene Manuel Otal, de 86 años, después de haber recibido este martes la segunda dosis de la vacuna junto a los otros 81 internos y 49 trabajadores de la residencia Ciudad de Huesca. Un proceso que se completará esta semana en todos los centros sanitarios del sector de Huesca. 

Un momento que querido vivir junto a todos ellos la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, que se ha desplazado a esta residencia del IASS. "Avanzamos en la vacunación y tenemos esperanza, pero la realidad es que la situación sigue siendo muy difícil y debemos seguir manteniendo las medidas de protección, de atención y rigor para evitar los contagios", ha remarcado. 

Broto ha querido hacer un nuevo llamamiento a los trabajadores y las trabajadoras de estos centros de mayores para que se vacunen ahora o en un futuro próximo "porque son los que mejor saben lo que se ha sufrido dentro de las residencias y solo con un porcentaje muy alto de residentes y trabajadores vacunados conseguiremos la inmunidad". Ha indicado al respecto que actualmente hay 9 residencias con brotes en la provincia de Huesca (139 internos y 37 trabajadores positivos) y en tres de ellas solo hay infectados trabajadores mientras que en las otras seis también hay residentes.

Entre las personas vacunadas este martes también estaba Manuela Garrido, trabajadora de la residencia Ciudad de Huesca, que al recibir la segunda dosis ha manifestado “una gran tranquilidad profesional y personal". "Es algo necesario para que esto termine y para dejar atrás un año duro en el que no hemos podido estar en contacto con los nuestros. Todos necesitamos los abrazos y los besos y aquí dentro, en la residencia, nuestros mayores también los necesitan”, ha manifestado.

La consejera ha estado acompañada del alcalde de Huesca, Luis Felipe; del director de enfermería de Atención Primaria del Sector de Huesca, Iván Carpi; y de la responsable del área asistencial de la residencia Ciudad de Huesca, Pilar Azor. Esta última ha detallado que este martes han recibido esta segunda dosis 82 residentes y 49 trabajadores y que antes del jueves se inoculará al resto de personas que ha dado su consentimiento. Confía en que esta segunda dosis tenga el mismo comportamiento que la primera, donde no hubo ningún efecto secundario. "Aunque no hemos tenido casos de coronavirus entre los usuarios, lo hemos pasado muy mal y siempre estás con el miedo de que pueda surgir en cualquier momento. Por eso, esto nos da un poco de tranquilidad y esperanza de poder conseguir una inmunidad de rebaño y que esto se pueda ir solucionando", ha afirmado.  

El objetivo, ha añadido Iván Carpi, es que –salvo situaciones excepcionales y puntuales- esta semana todos los usuarios de residencias y trabajadores de centros de mayores y de  Atención Primaria del sector de Huesca hayan recibido la segunda dosis. Hasta este martes habían sido vacunadas ya 4.400 personas. A partir de la próxima semana continuarán con los dependientes y mayores de 80 años.

La consejería avanzará en esta semana en la vacunación de 141 centros de mayores de toda la Comunidad (38 de Huesca, 13 de Teruel, y 90 Zaragoza) y llegar con ella a 8.200 personas. La semana pasada, se completó la inoculación de la primera dosis a 26.294 (15.875 residentes y 10.419 trabajadores) y se aplicaron 1.865 segundas dosis.

¿Qué hacer con las dosis sobrantes?

Respecto al destino de las dosis sobrantes, María Victoria Broto ha reconocido que la vacuna es un bien "preciadísimo" y que por tanto no se puede echar a perder ninguna. Al respecto ha explicado que desde la consejería se ha elaborado un listado de todos los internos y trabajadores de residencias que han dado su consentimiento para vacunarse con el fin de que los centros de salud sepan cuántas dosis tienen que administrar. Y en caso de que sobren, cree que debe haber un "personal de reserva" para que "no sobre ni una dosis". Por ello, desde Ciudadanía y Derechos Sociales han trasladado un listado de los trabajadores del servicio de ayuda a domicilio y grandes dependientes que estén en sus casas. 

Etiquetas
Comentarios