Despliega el menú
Huesca
#YoComproEnAragón

huesca

El paro se desboca un 90% en el Pirineo y los contratos se desploman

Los principales municipios de las cuatro comarcas vinculadas al sector de la nieve duplican sus desempleados en un año. Los sindicatos reclaman "ayudas de emergencia" para mantener los puestos de trabajo.

Ambiente en una terraza de Benasque, donde han pasado de 515 contratos en diciembre de 2019 a solo 62 el pasado mes.
Ambiente en una terraza de Benasque, donde han pasado de 515 contratos en diciembre de 2019 a solo 62 el pasado mes.
Rafael Gobantes

Los datos publicados esta semana confirman las desastrosas consecuencias de los cierres perimetrales impuestos por la pandemia para el sector turístico de la provincia de Huesca y muy especialmente para las cuatro comarcas del Pirineo que viven en mayor o menor medida de la nieve (Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza).

Las contrataciones temporales vinculadas al sector servicios (hostelería, comercio...) de diciembre se desplomaron un 85% en los principales municipios de estas comarcas, pasando de 2.408 a solo 344. En el conjunto de la provincia, la caída interanual de contratación de todos los sectores fue del 61% (de 6.173 a 2.404).

Llaman la atención los descensos de cinco de estos municipios: Sallent de Gállego, que pasó de 757 contratos en diciembre de 2019 a solo 33 en 2020; Jaca, de 533 a 175; Benasque, de 515 a 62; Panticosa, de 176 a 11; y Aísa, de 143 a solo uno. Pero también hubo caídas significativas en otros siete cercanos a estaciones de esquí y espacios nórdicos: Biescas, de 72 a 13; Canfranc, de 70 a 13; Aínsa, de 62 a 11; Bielsa, de 36 a 13; Castejón de Sos, de 20 a 1; Boltaña, de 13 a 10; y Villanúa, de 11 a 4.

Solo en el sector de la hostelería se firmaron 129 contratos el pasado mes por los 1.512 de diciembre de 2019. Alto Gállego fue la comarca que más perdió (de 652 a 25), seguida de Jacetania (de 403 a 51), Ribagorza (de 326 a 31), y Sobrarbe (de 131 a 22).

Huesca también lideró el aumento del paro en diciembre con 3.460 personas, más de un 40% anual, también por encima de Teruel (+31%) y Zaragoza (+24%). Pero en el Pirineo, se desbocó aún más en comparación con el mismo mes de 2019 pasando en estos mismos 12 municipios de 737 a 1.398 parados, un 90% más.

Más de la mitad corresponden a Jaca, donde aumentó de 481 a 871 desempleados. Pero las cifras se dispararon también en Aínsa (de 74 a 108), Benasque (de 35 a 87), Biescas (de 39 a 69), Boltaña (de 41 a 66), Sallent (de 15 a 52), Panticosa (de 9 a 36), Castejón de Sos (de 13 a 26), Villanúa (de 12 a 31) o Canfranc (de 6 a 22).

Valoración de los sindicatos

Los sindicatos UGT y CC. OO. han centrado sus esfuerzos de las últimas semanas en tratar de conseguir que las estaciones de esquí reconocieran el derecho del personal fijo-discontinuo a acogerse a los ERTE’s.

Begoña Pérez, de la Federación de Servicios para la Ciudadanía de CC. OO., asegura que por el tipo de empleo que hay en la provincia vinculado al sector servicios "hay muchos puestos temporales y precarios". En su caso, defienden que "ante una situación de emergencia debe haber ayudas de emergencia para poder seguir viviendo, no sobreviviendo, hasta que la situación se vuelva a normalizar, porque mientras los turistas no puedan llegar a la provincia, no va a haber negocio que funcione por mucho que algunos se empeñen en asegurar que se pueden ir porque tienen medidas para contener el virus".

Por su parte, Olga Lasheras, de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT, lamenta que "a muchas empresas se les olvida que los fijos-discontinuos también tienen derecho a entrar en los ERTE". Reconoce que las ayudas para los trabajadores temporales son más complicadas más allá de la prestación mínima de 430 euros cuando agotan el paro. "Las medidas sanitarias son las que son y hasta que no se levanten los confinamientos, la situación va a seguir siendo muy complicada para el empleo por mucho que nieve", dice.    

Etiquetas
Comentarios