Despliega el menú
Huesca

huesca

"Es la primera vez que no abrimos el hotel desde la Guerra Civil"

El director del Hotel Candanchú y el propietario de la tienda de deportes Boutique Nepal de Formigal cuentan en primera persona las consecuencias del cierre perimetral para el sector turístico de Huesca.

Alfredo Landa, director del Hotel Candanchú, y Javier Mimbrera, propietario de la Boutique Nepal de Formigal.
Alfredo Landa, director del Hotel Candanchú, y Javier Mimbrera, propietario de la Boutique Nepal de Formigal.
Heraldo

La provincia de Huesca despidió el año con las cifras de parados desbocadas en el Pirineo y con una caída histórica de contratos. Algunos de los empresarios afectados por la falta de turistas que ha supuesto la prórroga de los confinamientos perimetrales cuentan en primera persona las consecuencias que han tenido estos cierres para ellos y para sus plantillas. 

Alfredo Landa, director del Hotel Candanchú

"Los aplazamiento de pagos y préstamos ICO no solucionan nada, solo atrasan los problemas"
Alfredo Landa, a las puertas del Hotel Candanchú, que sigue sin fecha prevista de apertura de momento.
Alfredo Landa, a las puertas del Hotel Candanchú, que sigue sin fecha prevista de apertura de momento.
Heraldo

Casi 4.000 euros del seguro a todo riesgo, 4.500 del mantenimiento de los dos ascensores y el montacargas, 15.000 del IBI, 1.200 de la basura, más de 4.000 solo por el fijo de la luz... "¿Cómo pagas todos estos gastos fijos si estamos cerrados?". Es la pregunta de Alfredo Landa, director del Hotel Candanchú, que al igual que la inmensa mayoría de los establecimientos hoteleros del Pirineo no ha abierto esta Navidad por los cierres perimetrales de las comunidades porque más del 90% de sus clientes son de fuera de Aragón «y no pueden venir».

Una situación insólita para ellos ya que es la primera vez que no se abren desde la Guerra Civil. Inaugurado en 1934, fue el primer hotel de España construido específicamente para dar servicio a esquiadores. Durante la Guerra Civil fue confiscado por el Ejército, pero después de la contienda se reabrió de nuevo ya de forma continuada para la temporada de invierno y de verano hasta la actualidad.

"El problema es que hay gastos que siguen llegando: las nóminas, luz, agua, gas, teléfono, gestaría, seguros, tasas de basura, de alcantarillado, de contaminación del agua, IBI, contratos de mantenimiento varios, etc., además de los intereses y amortizaciones de los préstamos. Y si no hay ingresos, se genera un problema ya que si no tienes ahorros no te queda otra que endeudarte", denuncia Landa.

Aparte de él como director solo hay una persona fija en plantilla, la jefa de recepción, que está en ERTE. En una temporada normal llegan a 12 trabajadores más fijos discontinuos entre recepción, cocina, comedor, bar y limpieza. "Algunos están cobrando el paro y otros se están apañando como pueden", lamenta.

Por todo ello, reclama que mientras no se levanten los cierres perimetrales –"que sería lo ideal", remarca–, les den ayudas directas "porque el paquete que han sacado consisten en aplazamiento de pagos, préstamos ICO y cosas así que no nos solucionan nada, solo atrasan los problemas".

Javier Mimbrera, propietario de la Boutique Nepal de formigal

"Con el cierre de esta Navidad he perdido ya el 30% de la facturación de la temporada" 
Javier Mimbrera, frente a su tienda de deportes Boutique Nepal de Formigal.
Javier Mimbrera, frente a su tienda de deportes Boutique Nepal de Formigal.
Heraldo

Javier Mimbrera es propietario de la Boutique Nepal de Formigal, una tienda de venta de material deportivo y de alquiler de equipos de esquiar que lleva sin ingresos desde marzo ya que solo abre para la temporada invernal.

Cuando se anunció la apertura de Formigal para el 23 de diciembre, contrató a una persona que tiene fija todos los años -en verano tiene otra ocupación– "pero cuando dijeron que daban marcha atrás, la mandé al ERTE". Y otras tres que suele contratar como extras -entre ellas una chica de León y otra del País Vasco– no las ha cogido por ahora.

El cierre de Navidad le ha supuesto perder ya más del 30% de su facturación total. En el caso de la venta de material, llega casi a la mitad "porque es cuando la gente hace acopio de lo que pueda necesitar para la temporada y porque a mediados de enero ya empiezan a pedirte rebajas". Y en cuanto al volumen de alquileres, calcula que ha dejado de ingresar un 30% de lo que suele hacer una temporada "porque en un negocio como este, el día que pasa sin alquilar unos esquís, es un tren que ya no lo puedes recuperar más adelante", subraya.

También regenta una inmobiliaria en Formigal con cuatro trabajadores, tres de los cuales están en un ERTEal 100% y otro al 50%.

Javier Mimbrera pide "sensibilidad" a los políticos "porque no pueden tomar decisiones que arruinan negocios y a la media hora no estar sentados en una mesa con un gabinete de crisis de expertos buscando soluciones". Reclama seguir ejemplo de otros países como Francia o Alemania, donde están dando importantes ayudas directas. "Para mí lo más justo sería restar la facturación del año pasado o la media de los últimos tres a lo que hemos hecho este y que den el 60 o 70% a fondo perdido", pone como ejemplo. "Y si no llegan a a eso, al menos que los ICO tengan tres años de carencia porque si no, lo voy a tener que empezar a pagar en tres meses sin haber ingresado nada", añade.     

Etiquetas
Comentarios