Despliega el menú
Huesca

huesca

Habrá controles especiales en los accesos a las estaciones para evitar la llegada de esquiadores de fuera de Aragón

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, llama a la responsabilidad "porque si alguien viene a Huesca por reagrupamiento familiar y luego se sube a esquiar, es difícil controlarlo", admite.

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salzar, atendiendo a los medios tras la Junta de Seguridad.
La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salzar, atendiendo a los medios tras la Junta de Seguridad.
Pablo Segura

La Guardia Civil montarán controles especiales en los accesos a las estaciones del Pirineo para evitar la llegada de esquiadores de fuera de Aragón a raíz de su apertura, prevista para el día 23 en el caso de Astún, Formigal y Cerler. Así lo ha anunciado ese viernes la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, tras la reunión de Junta de Seguridad. 

"La Guardia Civil ya sabe qué estaciones van a abrir y va a haber un dispositivo especial", ha explicado Salazar, quien ha recordado que no pueden desplazarse esquiadores de otras Comunidades aunque no estén confinadas. "Solo pueden venir a Aragón en unas fechas determinadas (del 23 al 26 de diciembre y del 30 de diciembre al 2 de enero) para reagrupamientos familiares", ha recalcado, al tiempo que también ha reconocido que "es difícil controlar que alguien llegue a Huesca por un reagrupamiento y luego se suba a esquiar". De ahí que haya apelado a la responsabilidad individual para cumplir con la normativa vigente. 

La Junta de Seguridad también ha decidido incrementar la vigilancia en la ciudad de Huesca por parte de la Policía Nacional, la Unidad Adscrita, la Policía Local y la Guardia Civil para evitar aglomeraciones durante las fechas navideñas. Concretamente, estos operativos se centrarán en el Coso o en zonas habituales de reunión de jóvenes para hacer botellón. Los agentes también controlarán que se cumpla el toque de queda de las 23.00 en días normales y de la 1.30 en fechas especiales. "Es un dispositivo dinámico que dependerá de las circunstancias y de la normativa ya que estamos pendientes de si la DGA dice si hay más restricciones o no", ha advertido.

La subdelegada ha insistido una vez más en hacer un llamamiento a la prudencia porque aunque los datos de Huesca "no son malos", ha reconocido, hay que evitar que la curva vuelva a dispararse. En este sentido, ha pedido que estas Navidades "demostremos los afectos de otra manera, cuidándonos y protegiéndonos para cuidar y proteger a los demás porque como sociedad no nos podemos permitir las 96 muertes de la última semana ni tirar por la borda en dos semanas el esfuerzo para superar esta pandemia". 

Salazar ha asegurado entender que el ciudadano está confuso por la "contradicción" que supone pedirles que se queden en casa y al mismo tiempo levantar los confinamientos provinciales. "Pero por muchas normas que nos pongan o haya discordancia, tenemos que ser responsables porque el bien colectivo es el que nos tiene que llevar a superar esto", ha recalcado.

Por su parte, la delegada territorial de la DGA en Huesca, Carmen Luesma, ha coincidido en la llamada a "la cautela y la prudencia" de cara a la Navidad. Igualmente, Ana Loriente, concejala de Seguridad Ciudadana, ha pedido responsabilidad "para no poner el riesgo todo el trabajo que se ha hecho y que en las próximas Navidades no falte nadie". 

Etiquetas
Comentarios