Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Almudévar renuncia a la vía judicial por el embalse y negociará las compensaciones

El pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad no recurrir la sentencia de la Audiencia Nacional, que rechazó su demanda por el plan de restitución.  

Imagen aérea de las obras en el embalse de Almudévar.
Imagen aérea de archivo de las obras en el embalse de Almudévar.
Confederación Hidrográfica del Ebro

El Ayuntamiento de Almudévar ha decidido volver a la senda de la negociación política y renunciar a la vía judicial para conseguir un plan de restitución que compense las afecciones por el embalse que se construye en su término municipal y que inundará 1.000 hectáreas. El pleno aprobó por unanimidad, con los votos de los siete concejales socialistas, los tres del PP y el de Chunta Aragonesista no recurrir la sentencia de la Audiencia Nacional que rechazó su demanda.

Este tribunal desestimó el recurso contencioso-administrativo que presentó el Ayuntamiento contra la construcción del embalse de 169 hectómetros cúbicos por el retraso del plan de restitución territorial, que no está siendo ejecutado de forma simultánea a las obras. Como demandados estaban el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón. Según el fallo, no ha quedado demostrada la "afectación singular" que produce el embalse al municipio, requisito esencial para la elaboración del citado plan en obras de interés general y, por tanto, concluyó que el proyecto no es anulable.

El Ayuntamiento ha expresado de nuevo su "malestar" por la sentencia, hecha pública el pasado 20 de octubre, ya que "hace caso omiso" a un documento de 2009 del entonces Ministerio de Medio Ambiente, aportado a la demanda, "en el que se señalan y reconocen las afecciones graves y negativas al territorio, y que podría haber cambiado el sentido de la resolución". En este sentido, la corporación, a través de un comunicado, ha destacado que el fallo no significa que Almudévar no tiene derecho a un plan de restitución "sino que su ausencia en el momento inicial no es causa de nulidad o anulabilidad del proyecto", como pretendía la demanda presentada por el Ayuntamiento. 

Según ha reconocido el alcalde, Antonio Labarta, el recurso ante el Tribunal Supremo tenía pocas posibilidades de prosperar. Por ello, la corporación anuncia que va a centrar sus esfuerzos "en la negociación política con todas las instituciones" a fin de conseguir los fondos para acometer las obras y mejoras solicitadas como compensación. Estas se habían solicitado de forma reiterada, hasta ahora sin éxito, en conversaciones con la consejería de Agricultura del Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro. De la lista de peticiones destaca la transformación en regadío de más de 1.200 hectáreas a cambio de las 1.000 anegadas por el embalse, así como otras obras relacionadas con el ciclo del agua, entre ellas depuradoras verdes y la ampliación de la potabilizadora. 

Con la renuncia a este recurso no se cierra la vía judicial contra el embalse, ya que hay pendiente otra demanda en la Audiencia Nacional presentada por Ecologistas en Acción, que recurrió la aprobación del proyecto y la declaración de impacto ambiental. 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión