Despliega el menú
Huesca

huesca

Desierta por tercera vez la subasta del solar de la cárcel de Huesca para 200 pisos

La urbanización de la nueva plaza, que está a punto de abrirse al público tras finalizar las obras, ha tenido un sobrecoste de un 25%.

La nueva plaza del solar de la cárcel está a punto de abrirse al uso público tras acabar las obras.
La nueva plaza del solar de la cárcel está a punto de abrirse al uso público tras acabar las obras.
Rafael Gobantes

Esta vez no se ha cumplido el popular dicho de ‘a la tercera va la vencida’. La subasta del solar de la antigua cárcel de Huesca, derribada hace ya más de 12 años, para la construcción de 200 viviendas en el corazón del barrio del Perpetuo Socorro ha vuelto a quedar desierta, como ya ocurrió en 2017 y en 2014. Además, de momento no se plantea lanzar un nuevo concurso con una rebaja del precio, según confirmaron fuentes de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (Siepse), propietaria del terreno.

Desde el Ayuntamiento reconocieron su sorpresa al conocer ayer que el plazo de presentación de ofertas había concluido el pasado miércoles y no se había recibido ninguna puja. Y es que habían recibido llamadas de interés de algunas constructoras y promotoras de Huesca, Zaragoza e incluso de Madrid, animadas además por la presumible demanda derivada de la reapertura el pasado junio del Sancho Ramírez como cuartel general de la División Castillejos, que supone la llegada de más de 700 militares y es previsible que muchos de ellos necesiten una vivienda.

Aunque la competencia sea de la Siepse, fuentes del equipo de gobierno del PSOE aseguraron que intentarán hacer gestiones para que se pueda realizar una nueva subasta "porque es un proyecto importantísimo para el desarrollo del barrio". No obstante, también recordaron que se habían dado "facilidades" para que ese interés de los constructores se materializara en pujas.

Varapalo para los vecinos del Perpetuo Socorro

La noticia supone también un jarro de agua fría para los vecinos del Perpetuo Socorro, que confían en que este proyecto urbanístico ayude a regenerar el barrio con la construcción de estos 200 pisos en bloques de planta baja más cinco alturas y ático.

Además, están pendientes también de que el Gobierno de Aragón levante en ese mismo solar del número 65 del Ramón y Cajal un nuevo centro de salud que sustituya al actual ambulatorio, ya obsoleto. El Ayuntamiento de Huesca cedió una cuarta parcela de este suelo a la DGA en 2017 con el compromiso de poner en marcha el nuevo servicio en un plazo de cinco años, aunque el proyecto sigue bloqueado.

Desde la Federación de Asociaciones de la Construcción de Huesca (FAC) ya advirtieron en su día que el precio de licitación de 6 millones de euros (sin IVA) les parecía "algo excesivo" para la situación actual del mercado de la vivienda. Y eso que se había rebajado considerablemente respecto a las anteriores subastas de 2007 (11 millones, incluyendo además el compromiso de derribar la prisión) y 2014 (7,4 millones, con la demolición ya hecha).

Y eso que para facilitar la venta del solar, esta vez la Siepse había dividido las tres parcelas –que sumaban más de 2.300 metros cuadrados de superficie y 14.000 de edificabilidad­– en siete lotes con el objetivo de favorecer que las empresas locales pudieran optar a la puja.

Además, a diferencia de las anteriores subastas, la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios había asumido el coste de la urbanización del solar, de 7.000 metros cuadrados. Precisamente las obras han concluido recientemente y el Ayuntamiento de Huesca espera recibirlas oficialmente en breve para poder abrir la nueva plaza al uso público.

Los trabajos salieron a concurso por 900.000 euros y fueron adjudicados a la UTE formada por ACYC Obras y Servicios y Domec por 800.000 euros y un plazo de ejecución de ocho meses, que expiraba el pasado marzo.

Sin embargo, la pandemia y un modificado por la necesidad de asumir "unas obras, servicios o suministros adicionales" obligó a realizar un modificado que ha encarecido el precio final. En concreto, la Siepse ha aceptado pagar un sobrecoste de 197.826 euros que supone casi un 25% más de lo previsto. Todo ello haretrasadotambién los plazos ya que la UTE dispuso de tres meses más para acabar las obras.

Etiquetas
Comentarios