Despliega el menú
Huesca

huesca

La Carrasca de Lecina gana el concurso Árbol del Año en España y ahora irá a por el título europeo

El ejemplar situado en el municipio sobrarbense de Bárcabo se ha impuesto con claridad a los otros diez candidatos españoles. En febrero habrá una nueva votación 'on line' entre ejemplares de 15 países.

La Carrasca milenaria de Lecina tiene 16,26 metros de altura y 7 metros de diámetro y tiene su propia leyenda.
La Carrasca milenaria de Lecina tiene 16,26 metros de altura y 7 metros de diámetro y tiene su propia leyenda.
Heraldo

La Carrasca Milenaria de Lecina, ubicada en el municipio sobrarbense de Bárcabo, ha ganado el concurso de Árbol del Año en España 2021 con un total de 9.929 votos y ahora competirá con ejemplares de otros quince países por el título europeo 'Tree of the Year 2021'. Un galardón que pretende premiar ejemplares singulares por su edad, su tamaño, su belleza pero también por su historia y por la relación afectiva con las personas.

Del 1 al 28 febrero de 2021 se abrirá un nuevo período de votación 'on line' entre todos los candidatos europeos y el 23 abril se dará a conocer en en Bruselas el nombre del ganador de Árbol Europeo 2021.

La alcaldesa de Bárcabo, Carmen Lalueza, ha expresado su alegría por este galardón "porque somos un municipio pequeño -tiene apenas un centenar de habitantes- y competir con lugares de toda España era un gran reto". Por ello, agradece a todas las personas que se han movilizado con las votaciones. Ahora espera que este concurso sirva de promoción turística "para que se conozca mejor toda la zona y puedan venir más visitantes". El árbol se puede visitar a la entrada del casco urbano y está "perfectamente señalizado", afirma.

La Carrasca de Lecina, de 16,26 metros de altura y 7 de diámetro de tronco y que cuenta con su propia leyenda, se ha impuesto a sus otros diez rivales españoles con 9.929 votos, el 30,45% del total. Le han seguido las Moreras de la Cala del Moral (Málaga) con 7.068 (21,67%); el pino de La Baia– Elche (Alicante) con 4.441 (13,62%); la Garrofera del Bovalar de Alaquàs (Valencia) con 4.341 (13,31%); la Encina Milenaria Subbetica (Córdoba) con 2.242 (6.88%); el Carbayón de Cornellana (Asturias) con 1.371 (4,20%); la Magnolia de Santa Rita (A Coruña) con 1.027 (3,15%); el Quejigo de Júrtiga (Granada) con 955 (2,93%); El Moral de la Iglesia (Salamanca) con 620 (1.90%); El Moral de Villoviado (Burgos) con 375 (1,15%); y la Sobreira do Loña (Ourense) con 240 (0,74%)

Este árbol legendario está incluido en el escudo de Aragón. En su parte superior izquierda está representada una encina sobre la que aparece una cruz latina de color rojo. Según la leyenda, los jacetanos habían venido desde San Juan de la Peña hasta Aínsa para reconquistar este territorio a los sarracenos. Cuando los cristianos iban perdiendo la batalla apareció una cruz roja sobre una encina y entonces cambió la suerte de la batalla, conquistando Aínsa. Desde entonces la encina y la cruz roja es el símbolo de Sobrarbe ('sobre árbol').

Bajo el lema 'Aragón, a los que nos faltan', el 27 de junio de 2020 se plantaron 731 carracas, una para cada municipio aragonés, en un acto unitario en homenaje a las víctimas de la pandemia de la covid-19. Se eligió a la carrasca para rendir este tributo a las víctimas, pero también como símbolo del agradecimiento a los trabajadores sanitarios y de residencias de mayores, a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, a los servicios esenciales y a todos los que garantizaron la cadena alimentaria.

La candidatura fue promovida por la eurodiputada aragonesa Isabel García Muñoz (PSOE), miembro de la Comisión de Transportes y Turismo, que optó por un ejemplar de carrasca "porque es un árbol muy querido en Aragón y un símbolo de la identidad aragonesa, que vincula pasado y presente de la Comunidad; está en nuestro escudo y es una expresión de pacto, lealtad y de libertad. Además, se ha convertido en símbolo de la lucha contra la pandemia de la covid-19".

El concurso del Árbol Europeo del Año se creó en el año 2011 como continuación del popular concurso popular Árbol del Año que en la República Checa durante mucho tiempo organizó la Fundación Alianza (Nadace Partnerství). El objetivo es destacar los interesantes árboles viejos como un importante patrimonio natural y cultural que deberíamos apreciar y proteger. A diferencia de otros concursos, no es importante la belleza, el tamaño o la edad sino la historia y la conexión con las personas. "Buscamos árboles que se han convertido en una parte integrante de la comunidad en su sentido más amplio", destacan los organizadores.

Etiquetas
Comentarios