Despliega el menú
Huesca

Se disparan las denuncias en Huesca por posesión de drogas y por circular sin seguro o ITV

Las actuaciones de la Policía Local relacionadas con la Ley de Seguridad Ciudadana se han duplicado. En las infracciones a las ordenanzas municipales destacan sobre todo las multas por animales. 

Uno de los controles de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Un control de la Policía Local en la avenida Doctor Artero de Huesca.
Rafael Gobantes

Las denuncias por posesión de drogas han aumentado de forma significativa en Huesca, a tenor de las intervenciones realizadas por la Policía Local. Las actuaciones relacionadas con la Ley de Seguridad Ciudadana pasaron de 74 en 2018 a 137 en 2019, la mayoría de ellas (83) por tenencia de marihuana, cocaína u otros estupefacientes. Hubo además cinco denuncias por originar graves desórdenes en vías públicas y 16 por llevar armas u objetos contundentes, según se refleja en la memoria del año pasado de este cuerpo, que cuenta con 80 integrantes, nueve de ellos en segunda actividad.

La Policía atribuye el incremento a una intensificación de la vigilancia, que presta especial atención a los entornos escolares y que también detecta la presencia de drogas en los cacheos y las inspecciones de vehículos parados en los controles.

El incremento ha sido igualmente significativo, de 33 a 58, en el número de detenidos por los agentes locales, sobre todo autores de hurtos o robos o de daños al mobiliario urbano y quema de contenedores.

No obstante, la mayor parte de las denuncias registradas tiene que ver con la circulación, 4.271, 170 más que en 2019, sobre todo por estacionamientos incorrectos. Destaca el importante aumento, casi el doble, en las infracciones detectadas por los agentes locales pero tramitadas por la Jefatura Provincial de Tráfico, que pasaron de 494 a 939, principalmente por conducir sin seguro obligatorio o con la ITV caducada. "Se ha incrementado la vigilancia de cara a impedir la circulación sin seguro o sin la ITV en regla", ha explicado el inspector Nicolás Hernández, subjefe del cuerpo. El Ayuntamiento se suma a todas las campañas de la Dirección General de Tráfico, la última, vigente estos días, sobre el uso del cinturón de seguridad.

Las denuncias por alcoholemia sumaron 133 el año pasado, 44 de ellas penales, y en ocho casos fueron por negarse a someterse a las pruebas. Los positivos representan un porcentaje muy bajo (5%) de todos los análisis realizados en los controles, un total de 2.565 a lo largo de los doce meses del 2019.

122 infracciones por animales

En cuanto a las infracciones a la normativa municipal, se pasó de 186 a 292 denuncias el año pasado, 122 de las cuales tienen que ver con animales, como llevar a los perros sueltos o no tener licencia o seguros en el caso de los de razas peligrosas. También por no recoger las deposiciones.

El resto de infracciones a las ordenanzas se refieren a la limpieza (33), actividades que afectana la convivencia (27), ruidos (21), uso impropio del espacio público (38), veladores (20), hostelería (12) u otras actividades. "Hay muchas relacionadas con quejas por ruidos entre vecinos y daños en el mobiliario urbano", comenta Nicolás Hernández, e incluso se han tramitado denuncias por bañarse en fuentes o estanques.

Pero la labor de los agentes va más allá de poner multas, como demuestran los 1.010 auxilios en un año a ciudadanos en situación de riesgo y sus intervenciones en actos públicos (321), en la vía pública (641), por ruido (628) o incendios (164).

Etiquetas
Comentarios